Archivos para el tag ‘bomberos’

¡Gracias por rescatarme del foso!

fperez | 3 de agosto de 2015 a las 5:00

En la vida, ante todo, hay que ser agradecido. Eso debió pensar el joven mexicano que cayó hace unos días al foso de la Universidad de Sevilla y fue rescatado por los Bomberos. Éstos colgaron el vídeo de su trabajo en las redes sociales y allí se lo encontró el protagonista unos días después. Tras ver que su caída había sido noticia en la prensa local y que el vídeo había tenido cierta difusión en internet, el chico, de 24 años, que se hospedaba con su familia en el Alfonso XIII, decidió dejar un mensaje en Twitter dando las gracias a los profesionales que lo sacaron: “Gracias por rescatarme del foso, saludos!!! (sic)”.


Lo colgó en la nueva cuenta de Emergencias del Ayuntamiento (@EmergenciasSev), un perfil que utilizan desde hace unas semanas tanto la Policía Local como los Bomberos y Protección Civil para ofrecer información sobre cualquier incidente que ocurra en la ciudad, y que está teniendo bastante éxito por el momento. Más de 1.600 seguidores en un par de semanas puede considerarse un buen balance (Hay que darle tiempo aún, que la Policía Nacional no llegó a sus 1,7 millones de seguidores en diez días). Ahí puede comprobar quien quiera en qué se gasta el dinero de sus impuestos y también, por qué no, conocer qué está pasando en la ciudad casi en tiempo real. Una herramienta que resulta muy eficaz también para los periódicos, de cuyas redacciones, por desgracia, hace tiempo que desaparecieron los escáners para piratear la radio de la Policía. Aquello de llegar al lugar del crimen antes que los investigadores (que no era exclusivo de Sevilla, como hace poco contaba la fotógrafa de la Mafia, Letizia Battaglia, en la entrevista que le hizo Íñigo Domínguez en Jot Down) hace ya mucho tiempo que pasó a la historia.

Así que cuando alguien de la redacción veía un control policial o a los Bomberos a toda velocidad por la calle, rápidamente iba a avisar al de sucesos para que se enterara de lo ocurrido. “Pérez, corre que han pasado tres camiones de Bomberos echando leches por la Ronda en dirección al Prado. Ojo que iban con las sirenas y las luces puestas”. Y el de sucesos echaba de menos aquellos aparatos para escuchar la frecuencia de la Policía para enterarse inmediatamente de qué era lo que estaba ardiendo. Con el tiempo fue aprendiendo que la salida ordinaria de los Bomberos es de cinco vehículos, y que tres camiones pasen a 100 kilómetros por hora por la Ronda puede significar cualquier cosa, desde una freidora ardiendo en una casa hasta el coloso en llamas.

Ahora, si todo marcha como hasta hoy, bastará con mirar el Twitter o el Facebook de Emergencias Sevilla para conocer qué es lo que hay. De momento, en el poco tiempo que llevan en marcha, los profesionales que manejan esta cuenta no han dado con ningún suceso realmente importante, que es dónde habrá que comprobar cuánta información se da y de qué tipo. Habrá algún experto en redes sociales que le afee que sus mensajes están repletos de iconos, algo que puede parecer poco serio en una cuenta oficial del Ayuntamiento de Sevilla, quien le reproche que tampoco hace falta tuitear que han sacado a alguien atrapado en un ascensor ni publicar instrucciones sobre cómo reanimar a una mascota ni vender que la Policía Local le ha salvado la vida a un gato, pero hasta ahora supone una inmediatez nunca vista para la prensa local de Sevilla. Si además sirve para que un tipo que se ha caído al foso y ha sido rescatado con éxito pueda darle las gracias a quienes lo sacaron, bienvenida sea. Si Rinat Dasaev hubiera tenido Twitter…

Un milagro en Valencina

fperez | 6 de marzo de 2015 a las 18:24

IMG_20150306_190333~2

El incendio que se declaró la noche de este jueves en Valencina de la Concepción pudo haber sido una tragedia mayúscula. Sobre las diez de la noche se generó un fuego en la cocina de una vivienda del municipio. Los Bomberos llegaron rápidamente y en cuestión de minutos sofocaron las llamas. Todo parecía un servicio más, sin mayores dimensiones, hasta que los agentes descubrieron que había más de una decena de bombonas de butano y propano apiladas en la cocina, a escasos metros de las llamas. Como puede apreciarse en la foto, tomada cuando ya se sacaron al patio de la casa, algunas de las bombonas están incluso tiznadas de hollín, prueba de lo cerca que estuvieron del fuego.

Afortunadamente no ocurrió nada, pero el suceso revela que el peligro puede estar en cualquier parte, que un bombero puede entrar en una casa creyendo que simplemente está ardiendo una freidora y encontrarse luego con una amenaza que pone en riesgo su vida, la de sus compañeros y, en un caso como el de Valencina, la de los vecinos de la casa y de las viviendas cercanas. Parece de sentido común que no deben apilarse más de diez bombonas en un lugar en el que pueden saltar chispas o se puede declarar un incendio, como es una cocina. Y menos aún colocarlas cerca de productos inflamables, como los botes de disolvente que había cerca.

No está de más recordar que este invierno está siendo el más trágico de los últimos años, que desde principios de noviembre de 2014 hasta hoy han muerto 15 personas, seis de ellas menores de edad, y más de 60 han resultado heridas en incendios en viviendas en la provincia de Sevilla. Por ello es bueno siempre tener en mente dónde puede estar la amenaza y minimizar riesgos. Los consejos que los Bomberos dan no dejan de ser básicos por repetidos: no sobrecargar regletas eléctricas, comprarlas siempre homologadas y de buena calidad, no dejar ordenadores o teléfonos móviles cargándose de noche, no colocar objetos que se calienten sobre superficies inflamables, no encender braseros de resistencia cerca de telas o sofás, y disponer de detectores de humos para que, en caso de incendio, avise a los inquilinos y éstos puedan apagar el fuego o abandonar la vivienda a tiempo. No siempre habrá un milagro como el de Valencina.