Dos cadáveres exquisitos

Blas Fernández | 20 de mayo de 2008 a las 10:14

Nick Drake segundo intento

Que la edición de literatura musical en España vive uno de los mejores momentos de su historia, si no el mejor, parece un hecho evidente atendiendo a las publicaciones de sellos como Robinbook, Global Rhythm Press o Ediciones Lenoir, entre otros. A esa constelación de editoriales especializadas se ha sumado recientemente Metropolitan Ediciones, nacida al amparo de la discográfica independiente Mushroom Pillow –casa de grupos como Sr. Chinarro, Tarik y La Fábrica de Colores, Travolta y Triángulo de Amor Bizarro– y estrenada con sendas biografías de dos personajes de hechuras monumentales, al menos si reparamos en la fundamental influencia que su legado ha dejado en el tiempo, Nick Drake e Ian Curtis.

Más allá de sus respectivas herencias –cortas en cuanto al número de referencias discográficas, enormes en su repercusión–, ambos comparten además destino trágico: muerte prematura y autoinducida, aunque en el caso de Drake, Trevor Dann, autor de Más oscuro que el más profundo mar, vuelva a dejar en el aire las dudas razonables sobre si su fallecimiento fue consecuencia o no del suicidio.

Sólo los hechos
Bio Nick Drake

Pese a llevar en activo desde 1974, empleando buena parte de esos años como director de programas de la BBC, y de haber trabajado para diversos medios impresos –The Times, The Guardian, Mojo…–, Más oscuro que el profundo mar. En busca de Nick Drake, publicado originalmente en Gran Bretaña el pasado 2006 y bien traducido al español por Miguel Serrano Larraz, es el primer libro de Trevor Dann, quien parece haber encontrado en una más que evidente pasión por la figura y obra de Drake (Rangún, Birmania, 1948-Tanworth-in-Arden, Inglaterra, 1974) el vehículo idóneo para armar su ópera prima.

Dann no se anda por las ramas y, lejos de trazar el recorrido cronológico habitual, arranca su obra con la llegada del biografiado a Cambridge en 1967 –de hecho, no comenzará a explorar los antecedentes familiares y la infancia del personaje hasta pasadas más de cincuenta páginas–, punto de partida de la extraña y en su día ignorada carrera discográfica de Drake.

Voluntariamente ajeno a la intrepretación de unos hechos no siempre comprobados o divergentes según qué versión de la historia, el periodista prefiere reunir una vastísima documentación, procedente tanto de incontables entrevistas directas con allegados al músico como de otras fuentes solventes –programas de radio, publicaciones, documentales televisivos y radiofónicos…–, para montar un relato de encomiable pulcritud quizás sólo sutilmente personalizado en un aspecto discutible, la percepción, reiteradamente insinuada, que Trevor Dann tiene del productor Joe Boyd, elemento esencial en el devenir de Drake, como un personaje cuanto menos oscuro. Para equilibrar esa visión resulta muy recomendable conocer la versión del propio Boyd, recogida en el ineludible volumen Blancas bicicletas (Global Rhythm Press, 2007). Completa la obra, que se interroga a fondo sobre la influencia que el músico ha tenido en generaciones posteriores, una pormenorizada revisión de la discografía de Nick Drake.

PD: Ésta es una buena web sobre Nick Drake en español.

La mujer dolida

Bio Ian Curtis

Prescindible en cuanto a su errático estilo, su mala traducción y hasta lo descuidado de su edición, pero altamente recomendable como documento de primera mano, Touching from a distance. La vida de Ian Curtis y Joy Division, libro publicado por primera vez en Gran Bretaña en 1995, es el descarnado retrato que Deborah Curtis, viuda del líder de la célebre banda, hace de su marido (1956-1980), personaje, qué duda cabe, de compleja y atormentada psicología.

Sin embargo, parece inevitable reseñar que sobre ese relato gravita por momentos la sensación de asistir a un cierto ajuste de cuentas por parte de una esposa despechada, dolida no sólo por la infidelidad de su pareja, sino también por su carácter caprichoso, desdeñoso y cruel. En este sentido, y haciendo un inciso, hay que apuntar que ése es precisamente el matiz que el realizador Anton Corbijn ha sabido filtrar con acierto en su algo más que correcta película Control, todavía inédita en nuestras pantallas, que toma precisamente el libro de Deborah Curtis como base de su guión.

Acompaña a la narración un amplio repaso a la discografía, las letras de todas las canciones grabadas y algunas inéditas –desgraciadamente, sólo traducidas al español– y diversos escritos inconclusos.

Ahí les dejo de postre el enigmático e inolvidable vídeo de Atmosphere, dirigido en su día por el propio Corbijn…

  • diego j.

    totalmente de acuerdo con la percepción del momento de la literatura musical en la actualidad. tengo el libro sobre Curtis (lo pillé en la feria del libro de sevilla) y estoy deseando sacar tiempo para leerlo, ya que la película de Corbijn me parece sublime.
    (p.d.: es la 1ª vez que dejo por aquí un post, aunque visito el blog con mucha asiduidad, y me parece muy bueno).

  • http://mylifewithduckula.blogspot.com/

    Hola Blas,
    Completamente de acuerdo con el libro de Curtis, en lo referente a la traducción. Pero hay que dar gracias a que haya sido publicado valientemente. Se de buena tinta que interesaba el tema, la primera remesa del libro en la tienda franchute se agotó en un día.
    Como bien dices, se le puede acusar de esposa despechada,pero creo sinceramente que está escrito con cierta honestidad. Sólo de pensar en el sanbenito que te queda para toda la vida con el “la esposa de Ian Curtis”, hay que perdonarle cualquier revanchismo.
    A mi me pareció muy interesante, como refleja las relaciones de ella misma con otros miembros de la banda, la procedencia (clase social) de donde venían y su visión del periodismo fancinero musical. Amén de los sitios, lugares del inhóspito Manchester. Encuentro escasas las opiniones de los miembros de la banda, pero joder!, hay que entender que un suicidio es una pesadilla cobarde y mejor pasar página.
    Y bueno recomendaría a cualquier seguidor de Joy Division que lo lea para que viendo la inmundicia del personaje, llegue a la grandeza de las canciones.
    Permítanme la broma, si no lo digo reviento: Al final el prota muere, eah, os destripe el final.

    “All my failings expose?
    Get a taste in my mouth
    As desperation takes hold”
    de LOVE WILL TEARS US APART

  • Blas Fernández

    Suscribo, suscribo, faltaría más. Lo he escrito en la reseña: a ‘Touching from a distance’ se le perdona la mala traducción, el escaso mimo en la edición y la falta de estilo (literario y periodístico) por firmarlo quien lo firma. Pero insisto, el complemento idóneo a su lectura es ‘Control’, donde Corbijn ha sabido reflejar la personalidad de Curtis, con algo de mala persona tras el disfraz de joven atormentado, desde la distancia necesaria. ¿La has visto?

  • http://mylifewithduckula.blogspot.com/

    !que vá! pero sé que desde el domingo reposa en el portátil de mi hermano…asi que en unos días. (Sr. Teddy esto no es un alegato al p2p, !se lo advierto!).
    Mira te pongo un complemento, algo poco idoneo de como completar….mi foto con la puerta de…ejem The HaÇienda…y confirmo que en el aire había alta densidad de plomo…
    http://www.fotolog.com/mlifewithduckula/36817018
    pd: si el fotografo y yo en aquellos momentos previos a la pelicula de 24h party…hubieramos sabido que venia detras, !encontrarias hoy dia la placa en el ebay!
    !pero que jincho que semos!

  • Raúl

    Os recomiendo el libro Nick Drake

  • perrapolaca

    Habrá que echarle un vistazo al de Nick Drake, más que nada por la curiosidad de ver otro punto de vista sobre lo que cuenta Joe Boyd en “Blancas Bicicletas”. La parte dedicada a Drake me pareció de lo mejor del libro, se nota que le tenía cariño al chaval y lo ha escrito con un respeto y una sensibilidad que no me cuadran mucho si en el otro lo describen como un personaje oscuro.

    Por cierto, “Blancas bicicletas” es una auténtica maravilla.

    Saludos y a seguir con este gran blog!

  • Carlos el hormigo

    Tengo pendiente (error inexcusable) leer esta nueva biografía de Nick Drake. Gracias por el enlace ;-)

  • Blas Fernández

    Gracias a ti por la web, Carlos. Gran trabajo.

  • neXusZero

    hola Blas: acabo ahora mismo de leer el libro y en lo que tenía en mi mente es EXACTAMENTE lo que comentas…el libro es un ajuste de cuentas mal escrito en una edición de pena pero interesantisimo para todos los que somos fans de Joy Division desde hace muchos años. Es de lectura obligatoria al igual que el visionado de la película (que yo sepa sigue sin estrenarse en España). Por cierto, la edición es tan mala que hasta han colado faltas de ortografía!!