Territorios noche dos: Y después de Wilco, ¿qué?

Blas Fernández | 31 de mayo de 2009 a las 13:05

Nazaret Beca

Wilco. Foto: Nazaret Beca

Con el lógico cambio en el perfil del público respecto a la jornada anterior, Territorios Sevilla volvió a registrar la noche del viernes 29 una considerable afluencia de espectadores, en buena medida atraídos por la presencia en el cartel del que sin dudas es hoy por hoy, y desde hace ya bastantes años, uno de los grandes nombres del rock norteamericano, Wilco.

Por petición expresa de éstos, el grupo encargado de abrir la velada en el escenario principal del festival, acompañantes en varios de los conciertos de la gira española de la banda norteamericana, fue Akron/Family, con nuevo y brillante disco recién salido del horno. Precisamente en torno a Set ‘Em Wild, Set ‘Em Free giró la mayoría del repertorio de su actuación, ajustado muestrario de la diversidad estilística acaparada por el ahora trío desde la salida de su antaño compañero Ryan Vanderhoof. Se trataba pues de la misma formación que hace un año pisó las tablas del Teatro Central, aunque con una notable diferencia respecto a aquella ocasión: como ya se apuntó en la reseña de su nuevo álbum, los ecos del freak folk, aún sin desparecer por completo, pierden peso a favor de unos aires africanistas convenientemente asimilados -“no, no se trata aquí de seguir la estela de Vampire Weekend- y de una visión psicodélica por momentos agresiva y ruidista.

Así, tras una intro a guitarra y tres voces, River marcaba el inicio real de lo que estaba por llegar: una espiral ascendente de tensión/diversión sólo lastrada por el escaso margen de maniobra en escena del que dispone el trío para interpretar canciones registradas con mayores recursos instrumentales. Aun así, y pese a cierta dispersión, la formación captó la atención de buena parte del respetable y la condujo, al menos a los más metidos, hasta algo parecido al paroxismo con el fundido final entre Everyone is Guilty y MBF.

Con un volumen quizás más bajo de lo deseable, pero con un sonido de limpieza absoluta, Wilco (The Song) dio el pistoletazo de salida al concierto más esperado de la noche, en el que, a diferencia de lo leído en algunas crónicas previas de su gira por nuestro país, Wilco (The Album) sí ocupó una significativa porción del repertorio.

Resulta curioso, y no se puede pasar por alto, que aunque el nuevo álbum de la banda de Jeff Tweedy aún no ha sido editado -se publicará el 30 del próximo mes de junio-, sus muchos seguidores conocen ya al dedillo sus canciones, corean desenvueltos One Wing o la muy beatlemana You Never Know y prevén cada pirueta de las guitarras en la atómica Bull Black Nova. No cabe duda de que es el tipo de público que saldrá corriendo a la tienda más cercana en cuanto el disco esté disponible.

Llamativo resulta también comprobar cómo las reticencias de quienes apuntaron una presunta estandarización del grupo en Sky Blue Sky se disuelven en la fascinación de la escucha en vivo de Impossible Germany, enésima ocasión para disfrutar del ping-pong entre Tweedy, en perfecto estado de forma, y ese enorme guitarrista que es Nels Cline -cuesta destacarlo entre un conjunto tan homogéneo y brillante, pero es que parece de otro mundo-. El resultado final, y cualquiera que estuviera por allí lo atestiguaría, fue esa agradable sensación de contemplar sonrisas de oreja a oreja sin caer en la cuenta de que el observador va de la misma guisa.

Hora y cuarto de hipnosis colectiva sabe a poco, sobre todo cuando la pregunta es Y después de esto, ¿qué? Muy difícil. En el escenario CAAC unos recuperados Dogo y Los Mercenarios luchaban contra los elementos, que no otra cosa puede ser compartir horario con Wilco, a un volumen, esta vez, demasiado alto, mientras que de vuelta en el principal, Mark Olson y Gary Louris certificaban con I’d Run Away otro retorno, el de The Jayhawks, amparado en la próxima edición del recopilatorio Anthology.

Que buena parte de su cancionero se desprende del árbol genealógico de The Byrds, Buffalo Springfield -Neil Young en solitario incluido- y el grueso del folk-rock norteamericano de los 60 no resta valor a esos temas inmensos, como constató el eléctrico final, con dedicatoria a -nuestros amigos de El Puerto de Santa María, Paco Loco y Muni Camón-, encadenando dos cortes del esplendoroso Tomorrow The Green Grass, Bad Time y Miss Williams Guitar. No consiguió borrar el recuerdo de Wilco, pero fue una buena despedida.

  • gregolas

    Después del Wilco, Lori Meyeres. Que también pasaron por allí…

  • Blas Fernández

    No se puede estar en todo, Gregolas, aunque en el rato que los vi les pasaba igual que a Dogo: volumen excesivo. Me fui con The Jayhawks, pero me alegro de que tú los disfrutaras.

  • Vidal

    ¿Y nadie habla del tito Mehdi?

  • Blas Fernández

    Hable usted, que es uno de esos gambiteros que se acuestan a las tantas…

  • Papelito de Triana

    Una pena que el concierto de Wilco fuera tan “corto” y nos privaran de los bises que han venido realizando en el resto de conciertos de su actual gira. Se me queda clavada una espinita por el set list.

    Tal vez suene a pataleta, pero servidor se aburre soberanamente con “Sky blue sky” (salvo honrosísimas excepciones como “You are my face”) y respecto a las que tocaron de su último disco sólo salvo la primera. Eso sí, en términos objetivos: concierto de ejecución impecable, técnicamente perfecto y todo eso. Los he visto varias veces y por desgracia esta es la que menos me ha llegado.

    Qué se le va a hacer.

    Los Jayhawks fabulosos, aunque con semejante repertorio es casi imposible fallar (a pesar de que se les vé oxidadillos en escena y Mark Olson parece que “s’ha queao”)

    Ahm! Y mi más sincera felicitación a los programadores de Territorios. De verdad que alguien nos dice hace 4 años que íbamos a vivir uno noche como la del viernes en Sevilla y no se lo cree ni el gato. El año que viene más (mejor va a ser difícil).

  • ana

    yo tampoco estuve en el concierto de Lori Meyers, pero al parecer fue una fiesta en la que el público entregado coreó todas las canciones, saltó, bailó, etc. etc. De todas formas en el blog wego! lo cuentan, por si gregolas está interesado. Un saludo!

  • greasy face

    Amigo Blas. POr la actuación de Wilco, no pude ver la de Dogo y los Mercenarios. Me gustaría saber o que me contaras, ¿qué tipo de repertorio hacen en la actualidad? y si tienen previsto volver, alguna gira, o era una actuación suelta.

  • Blas Fernández

    Pues les vi apenas un par de temas tras el concierto de Wilco, pero por lo que me contó el mismo unos días antes, tiraban de repertorio antiguo y estrenaban varias canciones nuevas. No creo que vayan a hacer gira, aunque es muy probable que tengamos la oportunidad de verlos de nuevo en directo.

  • lu

    Sé que es un golpe bajo, pero… después de Wilco me fui al Primavera Sound a ver a Neil Young. Lo siento, soy así de perra.
    El concierto de Wilco me gustó muchísimo, fue bonito a rabiar, aunque eso sí, había que colocarse cerquita porque vaya volumen… Los Jayhawks me aburrieron bastante, demasiado correctos para mi gusto. Y el Dogo fue puro rocanrol a volumen brutal. Yo prefiero que me rompan los tímpanos al sonido “peoflojo” del escenario principal. A ver si en la próxima corrigen y no vuelve a pasar.

  • Blas Fernández

    Je, je… Qué malvada. Si servidor tuviera que elegir tres de los mejores conciertos vistos a lo largo de su vida, uno, fijo, sería de Neil Young. Fue en La Coruña, hace un millón de años. Carrascus seguro que se acuerda…

  • carrascus

    Joder que si me acuerdo… y más ahora que la puñetera Lu ésta no deja de refregarnos que le ha visto genial en Barcelona. Dieciseis tacos ya de aquello, tío… que mayores nos hacemos!

  • Blas Fernández

    Que nos quiten lo bailao…

  • Vinué

    No es por hacer de abogado del diablo, pero Wilco siempre hacen eso de empezar bajito, y además me parece bien. En el Primavera de hace dos años fue igual: frente al volumen demencial del resto de escenarios, ellos comenzaron su actuación “bajito”, en relación con el resto. Sonido perfecto, pero menos de lo normal, para que la gente pegue el oído. Y luego, a ir subiendo junto con el ascenso de intensidad del concierto.

  • León

    Yo también situaría el de Neil Young en Jerez como uno de los mejores. Y creo recordar que no había excesivo público. Y lo de los Jayhawks correctos, pues sí, gracias a dios, Lu. Lo chungo sería que hubiesen estado incorrectos.

  • Blas Fernández

    Consta que el concierto me pareció espléndido y que pegué la oreja como el que más, pero, esto… ¿hubo subida de volumen final?

  • León

    Sí, yo estoy con Vinué, Blas. No al final exactamente. Más bien a partir de la segunda canción, eso lo comentamos después del concierto. La primera canción es verdad que sonó más bajito de lo que los propios Wilco querían, pienso yo.

    También los vi en Barcelona hace dos años y empezaron más flojitos, es cierto.

    He dicho.

  • carrascus

    ¿Y no cree usted que la gente ya pega el oído sin necesidad de que tengan que bajarle el sonido…? se supone que si están allí es porque quieren pegar el oído, si no se hubiesen ido a la barra o a otro escenario… joé, está la cosa como pa que encima los propios grupos te pongan dificultades…

    Y yo juraría que no hubo subida de volumen a medida que el concierto iba fluyendo, que todo estuvo igual que al principio. Incluso con los Jayhawks no hubo subida; con éstos lo que ocurrió es que hubo mucha menos gente y, al menos yo, me pude acercar al escenario y oirlo mejor… pero pa mí que la cantidad de watios era la misma.

  • Blas Fernández

    Young estuvo bien aquel Espárrago, pero para mí, ni punto con el concierto que mencionábamos de La Coruña. Supongo que influyó que era la primera vez que lo veía. Y respecto a lo de Wilco, no observé subida de volumen. Y eso que terminé mucho más cerca del escenario que cuando empezó su actuación.

  • Muzz

    Pues yo juraría que Wilco (The song) sí que sonó más bajo al ser la primera… Y he leído crónicas de otros conciertos de esta gira que mencionan ese mismo volumen más bajo al inicio.

  • Vinué

    Yo sí que observé subida de volumen, a partir de una pelea de guitarras que sería como la tercera o cuarta canción, así a ojo de buen cubero. Y lo que digo es que es lo que hacen ellos habitualmente, vaya. Porque al fin y al cabo, en la mesa termina mandando el técnico del sonido del grupo, y al fin y al cabo a un cabeza de cartel no se le van a escatimar vatios desde la organización de un festival; si acaso, todo lo contrario.

  • Blas Fernández

    Vinué, ¡quietorrr! Aquí nadie ha dicho ni tan siquiera insinuado que el bajo volumen fuera cosa de la organización del festival. Bien al contrario, por lo que estamos leyendo de otras giras y festivales queda claro que es cosa del grupo o de sus técnicos.

  • El catedrático...ático.

    Sí que hubo subida de volumen, damas y caballeros. Exactamente igual que en el PS 07. A partir de la tercera canción la voz de Jeff Tweedy subió dos puntitos.

    Jarl!

  • carrascus

    Pues yo sigo insistiendo en que no hubo ninguna subida de volumen a medida que el concierto avanzaba. Aunque sí os concedo (y no tengo porqué dudarlo) que la hubiese después de alguna de las primeras canciones, lo que me hace pensar que al principio del concierto el sonido debió ser un churro tela de gordo para los que estuviesen más allá de 25 o 30 metros.

    Digo esto porque en las primeras canciones no estaba yo allí aún, ya que cometí la torpeza de quedarme en el otro escenario hasta el final de los Right Ons sin prever la masiva cantidad de gente que habría luego con Wilco, que me impidió situarme en un sitio bueno.

    No sé en qué canción llegaría (de todas formas no creo que llevasen más de dos o tres), y desde donde yo estaba, dos o tres bullitas delante de la mesa de sonido, tocábamos a tres watios por cabeza…

    Que yo no digo tampoco que el sonido de las guitarras no fuese cristalino, limpio y tó eso… pero eso mismo lo tengo en el equipo de mi casa sin hacer cola en el water ni en la puerta del frigorífico. En un concierto en directo quiero que me apabullen, que me rompan los tímpanos, que me dejen con la boca abierta pa no quedarme sordo. Vamos… que se parezca a un concierto de rock de verdad… no a una pijada para exquisitos.

  • lu

    También estuve en el concierto de Jerez y me pareció apabullante, y encima no había mucha gente. Supongo que será muy difícil coger a Neil Young en un día malo…

    Respecto al volumen de Wilco, estoy con Carrascus, en un concierto al aire libre hay que repartir watios a tutiplein, que todo el mundo paga su entradita, los de detrás y los de delante.

  • Profesor Franz

    Por primera vez en muchos años coincido en algo con Carrascus. El volumen del sonido de Wilco era una verdadera estafa. Y no sé si lo subirían a la mitad o al final porque me tuve que ir, aburrido, primero a ver a Cycle y luego a Dogo. Dos conciertos divertidos y con un volumen en toda regla.

  • Ahmed El Fary

    De noche de concierto y de día de chateo en el blog de fernandes. Como os lo pasais, rascaguevis!

  • Selu Baños

    el sonido del territorios del sábado fue de chiste también, tener a una banda como the go team! dándolo todo y que el sonido se fuera y viniera como si los técnicos estuviesen de prácticas, es bochornoso. Yo estaba en primera fila y hasta los propios músicos ponían caras raras y sentían los bajones. Está claro que territorios ha crecido en calidad musical, pero la calidad técnica sigue siendo de tercera división. Algo que tiene que cambiar el año que viene, porque si no me veo viendo el concierto y escuchándolo por Radio 3.

  • Teniente

    Joé, qué movida os traeis con el volumen.
    Los Wilco vinieron a Sevilla y dieron un conciertazo. Y escuchar a Tweedy y a su banda, ahí encima, en directo, en carne y hueso, lo que uno escucha el resto del tiempo en el salón de su casa, ES UN PLACER. Y punto. Que vuelvan con el volumen que les salga del… alma.

  • kaver

    Una breve critica,no a los tecnicos de los grupos sino a la empresas que han montado el sonido…..
    – Si cobran por montaje ( y no cobran poco) para sonorizar un recinto como los territorios en la cartuja DEBEN,que para eso les pagan, hacer un estudio del sitio y ajustar el equipo para evitar cancelaciones,desfases,revotes y demas,asi como el posicionamiento de los controles de sonido. Que a dia de hoy disponen de muchos medios y aparatos para esto, y lo unico que hacen es montar el equipo, y se de lo que hablo, y que salga el sol por antequera…
    – Los tecnicos de los grupos deben encontrarse con un equipo ajustado,pues su trabajo depende de esto… pero casi nadie sabe esto,pues la mayoria del publico que va al festival ve mucho equipo y piensa que eso debe de sonar y sino suena es culpa del que esta en el control de sonido,que normalmente va con el grupo.
    – El peor escenario de este año a sido el CAAC,no se molestaron,ni en volar el equipo (que se podia haber echo),en colocar los sub graves de cualquier otra forma que no fuera como la colocaron,y el control de sonido estaba en el peor sitio ya que estaba justo en el sitio donde se perdian muchas frecuencias por la acustica del recinto,y vuelvo a reincidir,COSA QUE SE PODRIA AVER ARREGLADO si la empresa de sonido hubiera echo bien su trabajo,que es por lo que cobran… El escenario grande estaba fatalmente situado,deberia haber estado en el otro lado,donde estaba la venta de tickets,ya que asi no estaria,como pasaba lanzando todo el sonido sobre los otros escenarios y se hubiera evitado otros aspectos mas tecnicos, el otro escenrio no me dio tiempo a verlo asi que no puedo opinar…
    Hablo con conocimiento de causa,estaba en el festival con una de las bandas,queno dire cual es a nose que a alguien me lo pregunte,pues no me parece correcto, lo que si digo es que no estaba de tecnico de PA (en control de fuera) sino en el escenario, y que esto no es ni la primera vez que lo veo,ni la seguna… sucede mucho y no lo veo justo,pues para todo aquel que pagara 25-30 e debe saber que el precio incluye encontrarse un montaje bien echo,y no una chapuza… pero ahora de quien es la responsabilidad??? quien deberia exijir…. la ORGANIZACION, que lo haga sera otra historia… Salud y todo lo que e dicho quiero que sea constructivo,no lo e comentado para tirar por tierra el trabajo de nadie, (que de sobra se que es muy duro)
    Que se sigan hciendo estos festivales y muchos mas,pero para todos aquellos que hablan de si sono alto,bajo,bien,mal,que si el tecnico esto o aquello aqui queda un critica.
    Saluddd

  • Teniente

    Joé, Kaver, menos mal que iba a ser breve

  • kaver

    pido disculpas por los multiples errores ortograficos…

  • kaver

    bueno….mmm es que me puse a escribir y salio asi…. jajaja

  • […] desde su debut a mitad de la década de los 90– pase por la ciudad. La primera fue en 2009, dentro del cartel del festival Territorios, con motivo de la gira de presentación de su anterior y homónimo álbum, cita recordada con […]