La ventana pop » Archivo » El sonido que nació del ensayo

El sonido que nació del ensayo

Blas Fernández | 6 de julio de 2009 a las 9:16

Antonio Pizarro

Tannhäuser. Foto: Antonio Pizarro

“El sonido de Tannhäuser fue surgiendo de la dinámica del ensayo”, explica Raúl Burrueco, guitarrista de la banda sevillana, que hoy edita su primer álbum, Para entonces habrás muerto (Foehn Records). La explicación resulta pertinente tanto para entender la evolución del grupo –activo desde hace tres años, pero integrado por amigos que ya participaron en otras aventuras conjuntas– como la propia naturaleza de su música: rock instrumental con un pie en el ambient paisajístico y el shoegaze y otro en el post-rock. Una propuesta, hasta hoy, prácticamente inédita en la escena local.

“Creo que lo acertado sería decir que, si se parece a algo, es al post-rock“, matiza el bajista, Alejandro Arcenegui. “En cualquier caso –añade por su parte Iñaki García, el otro guitarrista de la formación–, hay clichés del post-rock que nos hemos querido quitar de encima. Algunas veces de manera natural y otras porque descubres, de pronto, que estás sonando demasiado a tal o a cual. Cuando te ves haciendo algo que hace todo el mundo… No es que busques la diferencia porque sí, sino que te sientes más cómodo apartándote del cliché. En el disco hay guiños post-rockeros, pero creo que el conjunto es muy diferente a lo que suele entenderse por tal”.

“De hecho, creo que los gustos de cada uno de nosotros son muy diferentes”, dice el baterista, Valentín García, añadiendo más leña al fuego de la difícil definición de esta atractiva colección de… ¿canciones? Se puede intentar: si no le suena de nada, pongamos por caso, el nombre de los norteamericanos Pell Mell, sería cuestión de señalar, a la hora de encuadrar tan particular propuesta, que el sonido de Tannhäuser busca en ocasiones los modos y estructuras de cierta música electrónica –no en vano citan a Kraftwerk como una de sus grandes influencias– para reinterpretar sus parámetros y motivos desde la instrumentación eléctrica; en otros momentos, se decanta por un acercamiento rítmico al jazz o conecta con una evidente pulsión pop. “Arkanoid o 125 son canciones pop. Es música ambiental, pero pop. Tienen unas melodías claras”, afirma Iñaki de dos de los cortes más vibrantes y dinámicos del álbum.

Al guitarrista no le cuesta reconocer que cuando empezaron no tenían “una idea clara de lo que íbamos a hacer”. Fueron el tiempo, los ensayos y el influjo del exterior los que terminaron poniendo las cosas en su sitio. “Raúl y yo sí compartíamos muchos gustos comunes –dice Iñaki en referencia a bandas como Mogwai, Tortoise o Sigur Rós–. Así que ése era el nexo. Valentín es un buen batería y tiene ese deje jazzístico, ambiental. Por último, el eclecticismo de Alejando actúa como un complemento muy interesante.

El bajista, en efecto, rompe otro cliché, el del impermeabilidad de las formaciones indies. “Ahora estoy escuchando cosas tipo Niña de los Peines, el flamenco de las décadas de los 20, 30 y 40. Y siempre me ha encantado Hendrix, los primeros discos de Santana, The Incredible String Band, el rock más añejo, Imán Califato Independiente, los primeros Pata Negra…”. Ahí es nada.

El estímulo del exterior, el “empujón”, como dicen ellos, llegó el pasado año con su elección como semifinalistas en Proyecto Demo, el concurso impulsado por el Festival de Benicàssim, Radio 3 y MTV. El jurado oficial no pareció tener muy en cuenta a la banda sevillana, pero el público la votó como la segunda mejor del certamen. “Que un grupo instrumental quede en una posición tan alta te hace sentirte orgulloso”, afirma Alejandro.

El galardón oficioso les hizo ganar confianza. Encima, bastó que su nueva maqueta llegase a la independiente Foehn Records, la primera discográfica a la que la enviaban, para poner en marcha el proceso de grabación de Para entonces habrás muerto. Quince días repartidos entre fines de semana bajo la atenta batuta de Raúl Pérez, el productor estrella de la última escena sevillana –”eficiente y paciente”, dice Alejandro; “exigente y conocedor de la técnica”, señala Iñaki; “y ha sobrepasado el ámbito local, ya viene gente de fuera a grabar con él”, apunta Raúl–, tardaron en dar forma al disco que ahora llega al mercado.

Etiquetas: ,

  • Goodnight my Andalusía

    Sin lugar a dudas la más prometedora e innovadora banda local desde la irrupción de los Pony.Algo-por fin!- está cambiando en Sevilla y en su sonido……”Temporal” es bestial.

  • Imposible Alemania, ni de koña Japon

    Jamon-Jamon der güeno de jabugo pa esta peasso de banda.Nocturama debería acordarse de ellos, ya que su música experimental pega -y mucho- como remedio en esos jardines ayudados x una cruzcampo freskita para mitigar nuestros clásicos sofocos veraniegos agosteños.

  • Juanma Jiménez

    Estos tíos son buenos de cojones…

  • Weifield.

    Gran portada de estos paisanos que encierra un sorprendente mejor disco.Tras varias escuchas te quedas atrapado en sus densas espirales se sonido que transmiten oscuridad y vitalidad al mismo tiempo …Impensable hace unos años que quien ha hecho esta maravillosa “ópera prima” provenga de nuestra muy tradicional y mariana tierra….Al nivel de los primeros Tortoise con sus ” millions now living…” No lo busco más, mi mejor hallazgo del año.La pena es que para mucha crítica y para el gran público seguramente pasen inadvertidos.Gracias Blas por darme vida.

  • Ahogandome en el Tartaro

    Hola,soy Miguel el del Jamon Pop
    Que bueno es este primer disco.Arkanoid y Temporal se merecen estar en lo mejor del año…Yo que ustedes no me los perdería en El Puerto.
    Un saludo!

  • […] exultantes en su candidez y limpieza; los segundos, es sabido, publicaron un primer álbum, Para entonces habrás muerto (Foehn Records, 2009), que ya fue señalado en su día como un magnífico ejercicio de […]

  • […] el pasado mes de octubre, junto al grupo sevillano Tannhäuser, del Circuito Joven de Pop Rock de Andalucía, la banda granadina Pájaro Jack alterna su […]

  • […] dice Iñaki de un trabajo compacto y contundente que aventaja con creces a su predecesor, Para entonces habrás muerto (2009). “Ahora conocemos mejor el proceso desde que entras a grabar hasta que salen las […]