La ventana pop » Archivo » “Casi desaparezco de verdad”

“Casi desaparezco de verdad”

Blas Fernández | 15 de julio de 2010 a las 11:34

Fernando Alfaro, en una imagen promocional de 'Carnevisión'.

Fernando Alfaro, en una imagen promocional de 'Carnevisión'.

Al frente de Surfin’ Bichos firmó algunos de los discos más brillantes y, a la larga, influyentes del rock español de los 90. Luego siguió cultivando su sórdida veta lírica como Chucho y, ya con una nueva banda, Los Alienistas, nos regaló en 2006 un álbum, Carnevisión, tras el que parecía llegar el silencio. Pero no: estaba cantado que Fernando Alfaro reaparecería tarde o temprano.

“Pues pasa que casi desaparezco de verdad -se explica Alfaro vía telefónica-. Tuve un montón de historias, de problemas de todo tipo. Fue una etapa chunga y ni siquiera podía tocar en directo. Pero el año pasado ya empecé a remontar un poco el vuelo. En septiembre hice un montaje para el festival de cine de Albacete, Habitación 237, basado en imágenes de películas de Stanley Kubrick. Y eso me sirvió para reubicarme. Fue un trabajo duro, porque no sólo hice la música, sino que además me impliqué muy activamente en el montaje. Me tragué otra vez todas sus películas. Hicimos el concierto y la idea era montar una pequeña gira, pero ya me vine a Barcelona y la banda se quedó allí. No sé si al final lo repetiremos”.

¿Eh? ¿Alfaro ha abandonado su querida Albacete? “Sí, hace seis meses -comenta-. En Barcelona me encuentro bien, muy bien, como pez en el agua. Me gustan las ciudades grandes. Estoy conociendo a un montón de gente. Todavía no tengo banda, pero estoy en ello. Mi idea, en cuanto vine, era no sólo tocar en directo todo lo que pudiera, sino también grabar cuanto antes un nuevo disco. Pero un accidente lo cambió todo…”.

En efecto, como para mantener el suspense en torno a su retorno discográfico, Alfaro se rompió el brazo a los cuatro días de llegar a su nueva ciudad. “La muñeca, en concreto -especifica-. Después de todo el proceso de rehabilitación, cuando conseguí volver a tocar, hice dos o tres conciertos. Después de uno con Nacho Vegas y Abraham Boba aquí en Barcelona, me volví a romper un hueso de la mano izquierda. Y me volvieron a escayolar igual, hasta el codo. Una cosa un poco extraña, la verdad”.

El percance no sólo retrasó el disco, sino que también puso en duda la viabilidad de los conciertos con nuevo repertorio que el músico preparaba junto al baterista catalán Xavier Molero en formato de dúo, gira que, entre otras citas, lo traerá finalmente mañana a Sevilla dentro del ciclo Noches 2+1, programado por la Universidad Hispalense.

“Como no podía, ni puedo todavía, tocar la guitarra, en las primeras actuaciones me acompañó Joaquín”, cuenta Alfaro en referencia a Joaquín Pascual, su compañero durante años en Surfin’ Bichos y responsable más tarde de la sobresaliente trayectoria de Mercromina. “Lo llamé, y sin ensayar, se vino conmigo e hicimos canciones de Surfin’ y de Chucho. Para Sevilla también quería contar con él, pero no podía por cuestiones de fechas”.

En cualquier caso, el recambio no le va la zaga, pues Fernando Alfaro contará mañana con el acompañamiento del músico y productor barcelonés Raúl Fernández, más conocido como Refree. “Me vine a Barcelona prácticamente sin conocer a nadie, aunque con Raúl ya había trabajado”, comenta.

Y volverá a hacerlo, pues Refree será precisamente el encargado de producir el mencionado nuevo álbum tras la vuelta del verano. Una decisión llamativa, teniendo en cuenta lo distante de sus universos estéticos, pero atractiva si se atiende a la comprobada versatilidad del productor catalán. “Creo que un punto de confrontación, al menos hasta cierto límite, siempre funciona -dice Alfaro-. Incluso resulta más interesante que el productor, si es una persona con otros referentes, pueda discutir tus ideas”.

Pese al parón provocado por el accidente -“Siempre me he apoyado en la guitarra para componer, así que esto, hasta cierto punto, ha sido un freno”, explica el músico-, Alfaro avisa de que ya tiene listas “todas las canciones, pero nada grabado, sólo en la cabeza. Raúl se vino a casa con una grabadora pequeña, pero sólo hicimos un par de sesiones porque se tuvo que ir a Estados Unidos para una gira con Josh Rouse. Justo cuando vino fue cuando volví a romperme la mano. En principio hemos mantenido las fechas y grabaremos en septiembre. Sé que a él le gusta trabajar con mucha más antelación, hacer mucha preproducción, mientras que yo he solido grabar con el método aquí te pillo aquí te mato. Algunas veces incluso le he enseñado las canciones a los músicos en el mismo estudio de grabación”.

Respecto a la línea que seguirán esas nuevas canciones, de las que mañana tenderemos un avance, Alfaro dice que “muchas veces, al entrar en el estudio de grabación, cambias de idea, así que no me gusta explicar cómo va a ser el disco. Pero creo que va a tener algunas canciones con un sonido más desnudo. No va a ser tan de banda, tan arreglado. Pero ésa es sólo la idea inicial. Muchas veces los propios accidentes en el estudio te hacen cambiar de opinión”.

Fernando Alfaro actúa mañana viernes a las 22:00 en el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Madre de Dios, 1), con entrada libre, previa retirada de invitación, hasta completar aforo. El sábado, a la misma hora, lo hará el músico norteamericano Mark Eitzel (American Music Club).

Los comentarios están cerrados.