La ventana pop » Archivo » Tormenta eléctrica (en ciernes)

Tormenta eléctrica (en ciernes)

Blas Fernández | 9 de junio de 2011 a las 13:22

Por decirlo de manera rápida, y aun a riesgo cierto de no ajustarme por completo a la realidad, Retribution Gospel Choir es esa banda en la que Alan Sparhawk aparca la proverbial quietud de Low -no tanta, desde luego, si atendemos al fenomenal último trabajo del grupo, C’mon- y da rienda suelta, o al menos lo hace en mayor medida, a su gusto por las descargas eléctricas.

Como poseído en ocasiones por el espíritu de ese Neil Young adicto a la distorsión, junto a RGC -trío completado por el bajista Steve Carrington, también compañero en Low, y el baterista Eric Pollard- Sparhawk ha facturado hasta la fecha dos estupendos discos, un homónimo debut, publicado en 2008, y el más reciente 2 (2010), que será el que -aquí viene la buena noticia- el grupo estará presentando en directo en Sevilla el próximo marte 5 de julio dentro de una gira española con paradas también en Vitoria-Gasteiz (día 6), Madrid (día 7) y Barcelona (día 9).

El concierto sevillano se celebrará en la Sala Malandar, a partir de las 21:30, y con un precio de lo más ajustado: 10 euros en venta anticipada y 14 en taquilla. Permanezcan a la escucha…

Ahí les dejo los clips de Hide It Away

…y Your Bird, temas ambos de 2. Que los disfruten.

  • xabier

    Coincido creo que se trata de una banda a reivindicar aunque tambien es cierto que a veces parece que los seguidores de Low padecen cierta ceguera que les impide salir de esos espacios leeeentos… LLama la atencion que su gira incluya parada en Vitoria, una ciuadd con pcas opciones de ver a bandas ee palo indie y relevieve internacional… oajala sea unsintoma de que se pluraliza la oferta musical…

    un saludo
    xabi
    desde La Ganzua

  • Blas Fernández

    Otro para ti.

  • La ventana pop » Archivo » Duro, lento y fluido

    […] hace un par de años viendo un concierto de Retribution Gospel Choir –explica el guitarrista Pablo Vinuesa sobre el origen de Tentudía–. A mi derecha estaba Pedro, […]