La ventana pop » Archivo » La máquina del tiempo

La máquina del tiempo

Blas Fernández | 16 de mayo de 2012 a las 7:11

“Buenas noches y bienvenidos a la máquina del tiempo de Los Enemigos”, saludaba la voz de Fino Oyonarte, bajista de la formación, al inicio de Obras escocidas (2001), el doble álbum grabado a lo largo de cuatro conciertos en Granada, Madrid, Valencia y Santiago de Compostela con el que la banda, uno de los más recordados exponentes del rock en español de finales del siglo XX, celebraba el largo repertorio de quince años en activo. Apenas uno después registraba su epílogo, Obras escondidas, y ya en 2002 anunciaba su separación. Josele Santiago (voz y guitarra) iniciaba una fructífera trayectoria con nombre propio que hoy alcanza cuatro discos (el último, Lecciones de vértigo); Fino alternó labores de producción con nuevos proyectos (Clovis, Los Eterno); Chema Animal Pérez, el baterista, se lanzó al teatro y Manolo Benítez prestó la electricidad de su guitarra a las aventuras de otros.

Pero la máquina del tiempo ha vuelto a activarse. A finales de 2011 Los Enemigos anunciaban una gira de reunión con apenas media docena de citas. En enero actuaron en el Actual de Logroño; el próximo viernes lo harán en Sevilla, como parte del cartel del festival Territorios Sevilla.

“Si digo la verdad, no sé muy bien cómo se nos ocurrió esto de reunirnos. Creo que fue en la fiesta de aniversario del Ágapo donde nos encontramos –recuerda Josele Santiago señalando al legendario antro madrileño–. Empezamos a hablar y la cosa fue cuajando poco a poco. Pero no hubo ningún detonante concreto”. ¿Motivaciones crematísticas? “Bueno, es trabajo, y trabajo digno –asume Josele–. Si puedes ofrecer un buen espectáculo… Lo que está claro es que si no hubiera trabajo no se juntaba ni Dios”.

Y trabajo, expectación por volver a ver a la banda sobre un escenario, sí que hay. De ello dan fe no sólo las sucesivas convocatorias del Desencuentro enemigo, un evento organizado por fans que alcanza ya once ediciones, sino también el propio recibimiento deparado a la banda tanto en el Actual como en el reciente Festival Do Norte de Vilagarcía de Arousa. “La verdad es que es muy emocionante, porque los conciertos se están llenando. La parroquia responde y hay hasta pancartas –bromea–. A Logroño fue gente hasta desde Canarias. Definitivamente, la parroquia fue uno de los motivos que nos impulsaron a juntarnos. Sabíamos de todo esto por los Desencuentros enemigos, que es algo que no sólo no organizamos nosotros, sino en lo que no tenemos nada que ver, pero creo que ya tenemos hasta la culpa del nacimiento de alguna que otra criatura. Es emocionante, sí”.

Y aún así, las citas son contadas. “Poca cosa, seis o siete bolos. Pero con la que está cayendo, ya parece bastante, ¿no? –comenta socarrón–. Tenemos que poner unos límites. Sólo estamos cogiendo sitios en los que sabemos que nos vamos a encontrar cómodos y en los que tenemos garantías de poder dar un espectáculo bueno y serio. ¡Que ahora vamos en en blu-ray! Llevamos luces y una parroquia tremenda detrás… Y esto no siempre se puede garantizar. Así que vamos a hacer esos cinco o seis festivales que han salido y quizás luego hagamos alguno más como empresa. Ya veremos, pero sin prisas”.

La reunión de la banda parece plantear una pregunta tan inevitable que Josele la contesta incluso antes de ser formulada. “Nos preguntan mucho si vamos a grabar, pero de momento… No sé, a ver cómo lo llevamos –comenta–. Lo cierto es que la cosa funciona, que suena estupendamente, que nos aguantamos los unos a los otros y que lo disfutamos. Qué nos deparará el tiempo, ya se verá”. O sea, que la puerta está abierta. “Abierto yo lo dejo todo. Está la cosa como para cerrar puertas –sopesa–. Pero nos lo estamos tomando con mucha calma”.

De momento, lo que sí se publica, el próximo 5 de junio es Desde el jergón, una caja que revisa la trayectoria del grupo. “Es un recopilatorio con temas de todos los discos remasterizados, rarezas, tomas alternativas, maquetas, canciones inéditas de todas las épocas… –explica Josele–. Y luego, un libro con un texto largo y muy bien currado de César Luquero y el DVD del último concierto que dimos, en el 2002. Aquello se nos ocurrió grabarlo con tres o cuatro cámaras digitales. Va bien montado, con sus extras y todo. Creo que lo que tiene de documento es, sobre todo, el DVD. Fue el último concierto y me parece algo muy especial y emotivo. Aparte de que sonó muy bie, hicimos versiones especiales y salió gente invitada. Es un documento serio”.

Invitados también hubo en el mencionado Obras escocidas. Y su mera variedad ya reflejaba la simpatía que Los Enemigos despertaban en diferentes escenas. “Sí, y viceversa, porque ellos también fueron una referencia para nosotros. Creo que eso habla mucho de nuestra falta de prejuicios: éramos esponjas en muchos sentidos y cogíamos de todos lados. Quizás muy poca gente podía llamar a Los Planetas y a Rosendo y que la cosa no quedara rara, sino coherente –piensa Josele–. Creo que somos muy abiertos. Ahora estoy escribiendo en Facebook sobre todas nuestras influencias. Lo voy contando poco a poco y me está resultando muy curioso, porque me está sirviendo para darme cuenta de que veníamos de una época muy llena de prejuicios, en la que parecía que si te gustaba fulanito no te podía gustar también menganito. Supongo que teníamos la suerte de ser cuatro músicos muy distintos y de muy distinta procedencia, y que eso influyó bastante a la hora de abrirnos. Fíjate, sale Ajo, de Mil Dolores Pequeños, y después Jorge Martínez, de Los Ilegales”.

¿Contará el concierto de Sevilla con algún invitado especial? “Lo dudo. En los festivales las pruebas de sonido son cortísimas y las posibilidades de hacer algo especial se ven muy reducidas por eso. Ya me hubiera gustado, ya, pero creo que lo dejaremos para cuando no dependamos de la organización de otros”.

Los Enemigos actuarán el próximo viernes 18, a las 02:30, en el Escenario Cruzcampo dentro del Festival Territorios, que se celebra en el Monasterio de La Cartuja.

  • Agustín

    Estamos todos un poco más calvos, pero me alegro de veros y escucharos.
    Un seguidor.

  • BOSS

    Vale, vale, los Enemigos que bien que vuelven y todo eso……pero Blas yo estoy esperando como agua de Mayo tu crónica del concierto del BOSS…!!!

    (P.D.: Para mi junto con el Betis-Chelsea lo mas grande que he visto en mi vida)
    Un saludo!

  • Blas Fernández

    Si hubiese podido ir, ya habrías podido leerla. Pero esta vez me quedé con las ganas. Grrr…

  • […] el mismo espacio tomarán el relevo (a las 02:30) Los Enemigos, gloriosa banda del rock español de los 80 y 90 ahora inmersa en una corta gira de reunión diez […]