La ventana pop » Archivo » Cinco años de electrochoques

Cinco años de electrochoques

Blas Fernández | 4 de junio de 2012 a las 21:10

Markus Popp (Oval)

Echando la vista atrás, uno se maravilla con el imponente listado de nombres que, a lo largo de cinco años, han desfilando por Electrochock (US), el muy recomendable ciclo de música electrónica y aledaños organizado en la Universidad de Sevilla. Nico Muhly, To Rococo Rot, Jazzanova, Fujiya & Miyagi, Lindstrom y Erik Truffaz & Murcof, entre otros, han figurado en tan selecta propuesta, que hace ya un par de ediciones, y tras celebrarse en distintas ubicaciones, encontró acomodo fijo en el patio de la sede del Centro de Iniciativas Universitarias de la Universidad de Sevilla (Cicus).

En ese mismo espacio se concentrarán durante las dos últimas semana del mes en curso (21, 22, 28 y 29) los protagonistas del nuevo cartel, como dicen sus artífices, destinado una vez más a explorar “esa tierra de nadie en la que la música electrónica se mezcla con otros géneros más tradicionales, entendiendo como tradicionales estilos tan distintos como el pop, el jazz, el rock o la música contemporánea”.

Y para abrir boca, Electrochock (US) prescinde de aperitivos y apuesta directamente por un plato fuerte: Oval. Reducida desde hace tiempo al trabajo en solitario de uno de los integrantes del trío original, Markus Popp, la propuesta de Oval mantiene no obstante la características que hicieron célebre al grupo alemán. Entre ellas, esa decidida vocación experimental en la que la aleatoriedad juega un papel determinante -“glorificación del error digital”, lo denominan con acierto los organizadores-. Tras casi una década de semivisibilidad, Markus Popp retomó la actividad de Oval el pasado 2010, primero con el epé Oh y, ese mismo año, con el álbum O, ambos para Thrill Jockey. Su última entrega, editada el pasado 2011 por el sello Shitkatapult, es OvalDNA, un doble CD -25 cortes en el primero; 10 en el segundo- en el que alterna nuevas pistas con el rescate de material pretérito (y hasta entonces inédito).

Al día siguiente, viernes 22, ración doble con sabor nacional: los canarios Gaf y los sevillano I Am Dive. Los primeros disponen de un muy recomendable álbum, Gaf y la estrella de la muerte, editado en 2010 por Foehn Records, que hace honor a su merecida fama de nómadas cósmicos (psicodelia+kraut+post-rock+free-jazz+cualquier cosa indómita que se le ocurra); los segundos, recientemente retornados de una pequeña gira por clubes londinenses, disponen de varios epés y pronto se estrenarán en largo. Coganadores, junto a All La Glory, del concurso Desencaja, su concierto en la última edición del Monkey Week -el que les valió el premio- desveló a un servidor su imponente presencia sobre las tablas: Estebán Ruiz (The Baltic Sea) y José Antonio Pérez Piña (ex Blacanova) se sobran y bastan en formato dúo para llenar el espacio de emoción y saturación.

Ya en su segunda semana, la V edición de Electrochock (US) propondrá dos conciertos de estética diametralmente opuesta. El del jueves 28 tendrá como protagonista a Orcas, el dúo estadounidense en el que coinciden sendos francotiradores con notable trayectoria en solitario: Benoît Pioulard y Rafael Anton Irisarri. Juntos, como demuestra su homónimo álbum, editado este mismo año por Morr Music, practican un ambient paisajístico que gana corporeidad en la medida que irrumpen voz, guitarra y piano. Una auténtica delicia.

Muy diferente, ya se ha dicho, es la propuesta de Pegasus (viernes 29), el dúo integrado por Sergio Pérez y Luciana della Villa, ambos procedentes de Thelemáticos, y en cuyo homónimo debut unos descubren la gran esperanza blanca del pop independiente nacional -pop independiente con querencia por el kraut-rock- y otros, simplemente, otro hype de temporada. Veremos.

Como en ediciones anteriores, los conciertos de Electrochock (US) son de entrada gratuita hasta completar aforo. Basta con retirar la invitación previamente, pocas horas antes de cada actuación, en la propia sede del Cicus.

  • jul

    espectacular pegasvs

  • […] “En apariencia, nuestros diferentes discos no tienen nada que ver estilísticamente. De hecho, a mucha gente le choca y te dice que el año pasado hacías una cosa y ahora otra. Pero yo creo que sí tienen relación. Al fin y al cabo, somos más o menos la misma gente pensando de la misma forma. Y siempre, siempre, hay un componente psicodélico”. Al otro lado del teléfono, desde Tenerife, Mladen Kurajica, motor de GAF, intenta explicar la deslumbrante diversidad sonora que atesora la discografía del grupo canario, partícipe mañana, junto a la banda sevillana I Am Dive, de uno de los conciertos programados por el Cicus dentro del ciclo Electrochock (US). […]