La ventana pop » Archivo » Más música para el Casino

Más música para el Casino

Blas Fernández | 16 de septiembre de 2015 a las 13:20

crudopimento_lvp
El ciclo Los jueves al Casino presentó en el Casino de la Exposición de Sevilla durante el pasado mes de mayo una ajustada pero interesante oferta de propuestas musicales y escénicas -por allí pasaron, entre otros, Víctor Coyote, Ajo (Mil Dolores Pequeños) y José Luis Ortiz Nuevo-. La experiencia resultó tan satisfactoria para los gestores del espacio -todos los espectáculos contaron con una nutrida audiencia- que deciden ahora repetir, de nuevo de la mano de la promotora La Suite, con Música en los Jardines del Casino, un nuevo programa, esta vez de carácter estrictamente musical, que ofrecerá cuatro conciertos de artistas nacionales, todos a partir de las 20:30 y con entrada libre hasta completar aforo.

Los encargados de iniciar el ciclo, este viernes, serán Crudo Pimento, singular dúo murciano integrado por Raúl Frutos e Inma Gómez al que pudimos ver recientemente en Nocturama. Autores de una música tan atractiva como bizarra, en la que se mezclan con desparpajo y naturalidad elementos folclóricos, del blues, el funk y el metal extremo, su arrolladora puesta en escena cuenta con el aliciente añadido de contemplar en vivo los instrumentos caseros construidos por Frutos. Hasta la fecha disponen de tres discos: el homónimo Crudo Pimento (2013), Descartes y dislates (del mismo año y en descarga gratuita vía Bandcamp) y Fania Helvete (2015), primer trabajo para el sello guerrillero Miel de Moscas (hogar de otras formaciones tan crudas y rudas como Perro, Gentemayor o Trepàt).

El segundo concierto, jueves 24, correrá a cargo del incombustible Javier Corcobado, en activo desde mediados de los 80, cuando irrumpió en la escena del rock nacional al frente de Mar Otra Vez. Previamente había militado en 429 Engaños, pero fue aquella otra banda madrileña la que situó en el mapa la contundencia de su descarnado lirismo, siempre a lomos de sacudidas eléctricas de alto voltaje. También en clave ruidista se movió en Demonios Tus Ojos, formación con la que transitó hacia el cambio de década antes de potenciar el elemento crooner, a menudo atormentado, y la fascinación por el bolero, tanto firmando con nombre propio o como indiscutible e inquieto líder en Corcobado y Los Chatarreros de Sangre y Cielo y Corcobado y Cría Cuervos. Su último trabajo hasta la fecha, editado este mismo año, es Los estertores de la democracia. Actualmente está embarcado en el proyecto colectivo Canción de amor de un día, un solo corte de… ¡24 horas de duración!

Ya en octubre, el jueves 1, llegará el turno en solitario del polifacético músico navarro Joseba Irazoki, enorme guitarrista invitado en múltiples y diversos proyectos -de Mikel Erentxun a Nacho Vegas pasando por los atómicos Atom Rhumba-, pero, sobre todo, autor de una sugerente discografía propia, cantada en euskera, que parece siempre pivotar en torno a las posibilidades de expansión expresiva de las seis cuerdas. Poso clasicista y vocación rupturista que hasta el momento corona el fenomenal Joseba Irazoki eta Lagunak (2014).

La guinda a Música en los Jardines del Casino la pondrá, el jueves 8, el también navarro Íñigo Cabezafuego. Antaño integrante de variadas bandas -entre ellas, oh, Atom Rhumba-, Cabezafuego firmó el pasado 2014 su primer trabajo en solitario, Camina conmigo (coeditado por el sello sevillano Happy Place Records), tan descacharrante en algunas de sus letras -Resaca de un bohemio, un clásico instantáneo, De niña a mujer…- como imponente y eficaz sobre las tablas.

Los comentarios están cerrados.