Archivos para el tag ‘Martha Wainwright’

Rufus Wainwright actuará en Granada

Blas Fernández | 13 de enero de 2012 a las 14:08

Wainwright, en el Territorios Sevilla 2008. / Juan Carlos Muñoz

La productora Live Nation ha confirmado este viernes que el amigo Rufus Wainwright ha incluido a Granada dentro de la gira europea de presentación de su nuevo álbum, el aún inédito Out Of The Game, que cuenta con producción del ubicuo Mark Ronson.

Wainwright, esta vez acompañado por su banda, actuará el próximo 4 de mayo en la Alhambra granadina, en concreto en el Auditorio del Generalife. Las entradas podrán adquirirse a partir del próximo día 18 a precios que oscilan entre los 45 y los 65 euros.

Ya saben : hijo de dos personajes bien conocidos en el ámbito del folk norteamericano, el también neoyorquino Loudon Wainwright III y la canadiense Kate McGarrigle, hermano a su vez de la cantante Martha Wainwright, Rufus Wainwright ha protagonizado una extensa y singular discografía que arrancó en 1998 con un álbum de título homónimo y transita hasta hoy por parajes de lirismo extremo.

Sus anteriores visitas a Andalucía, en 2007 al Teatro Cervantes de Málaga y un año después al Festival Territorios Sevilla, nos han dejado pruebas de su más que compacto directo.

Garganta profunda en noche dispersa

Blas Fernández | 21 de junio de 2009 a las 16:41

Manuel Gómez.

Martha Wainwright. Foto: Manuel Gómez.

Martha Wainwright / Pony Bravo / Don Caballero

Pop-Rock en el Central. Lugar: Teatro Central. Fecha: sábado 20. Formación Pony Bravo: Daniel Alonso (voz y teclado); Pablo Peña (bajo, guitarra, teclado y percusiones); Darío del Moral (bajo, guitarra y percusiones); Javier Rivera (batería y guitarra). Formación Don Caballero: Damon Che (batería); Eugene Doyle y Jason Jouver. Aforo: casi lleno.

La segunda y última jornada de la ajustada edición 2009 de Pop-Rock en el Central devino en batiburrillo: tres propuestas dispares, sin conexión alguna y hasta antitéticas en su concepción e interpretación del hecho sonoro. Llamó la atención, en cualquier caso, lo nutrido del aforo, sólo levemente inferior al de la noche del viernes pese a la amplitud de la oferta de conciertos provocada por la celebración anticipada del Día de la Música.

El hecho de que acudiera en formato acústico sirvió como argumento para que Martha Wainwright, en estado de buena esperanza (dos meses), se convirtiera en la encargada de abrir la velada. A solas con su guitarra o acompañada más tarde al piano por su fiel Brad Albetta –se le anunció al bajo, que, según parece, se perdió en algún aeropuerto (¿?)–, dejó claro desde el primer momento que en su ilustre familia no ha sido sólo su famoso hermano quien ha heredado la condición de animal escénico. Que se le pierda la púa, se de en los morros con el micro o hasta se le vaya el hilo del estribillo de I Know You’re Married But I’ve Got Feelings Too –contratiempo resuelto con oficio, pericia y desvergüenza– son divertidas anécdotas frente al fondo del asunto: la profundidad de esa garganta por la que asoma una potente y versátil voz blanca, capaz de travestirse de Edith Piaf –sendas versiones– con emoción y respeto. Sus cincuenta minutos, no fue su culpa, supieron a poco.

Los vítores y aplausos con que el respetable recibió a Pony Bravo revelaron que buena parte del mismo había acudido al Central para ver sobre tan señalado escenario al grupo sevillano, protagonista de un fenomenal golpe de efecto en forma de álbum de debut, Si bajo de espalda no me da miedo (y otras historias), y artífice de una de las más sonadas sacudidas a la escena rock local de los últimos años. Con el Curro de la Expo’92, definitivamente elevado a los altares de una localizada iconografía generacional, dando la bienvenida a los espectadores, tanto el volumen como el tempo con que atacaron sus primeros temas desvelaron las ganas de epatar en casa. Un objetivo cubierto sólo a medias: sonar fuerte no ha sido nunca sinónimo de sonar bien.

Banda ambiciosa e inquieta, ahí reside buena parte de su interés, los Pony de hoy están situados en una encrucijada aún no resuelta. Esa tensión creativa, como insinúan los nuevos temas presentados, los ubica por momentos más cerca de lo escuchado a Fiera, el proyecto paralelo de Pablo Peña, que de la formación que conocíamos hasta la fecha. Esto es, se pierde parte del marchamo popular en favor del componente experimental, en ocasiones desarrollado con notable acierto (¿La rabia de Dios o La rave de Dios?).

Punto final a la noche, los resucitados Don Caballero de Damon Che, único componente original que permanece en el grupo, provocaron notables estampidas con su sobreexplotación de añejos patrones post-rock derivados en heavy ilustrado. Eso sí, los tres tocan estupendamente.

Incógnita resuelta

Blas Fernández | 24 de mayo de 2009 a las 10:26

Don Caballero, o más exactamente lo que queda de ellos, será finalmente el grupo que complete el cartel de conciertos de este año en los tres teatros de la Consejería de Cultura, el Central, el Cánovas y el Alhambra.

La cosa queda como sigue:

Teatro Central

19 de junio, 22:00: Damien Jurado y Lambchop

20 de junio, 22:00: Marta Wainwright, Pony Bravo y Don Caballero

Teatro Cánovas

18 de junio, 22:00: Damien Jurado y Lambchop

19 de junio, 22:00: Marta Wainwright, Pony Bravo y Don Caballero

Teatro Alhambra

20 de junio, 21:00: Damien Jurado y Lambchop

21 de junio, 21:00: Marta Wainwright, Pony Bravo y Don Caballero

Martha Wainwright, cuestión de herencia

Blas Fernández | 29 de mayo de 2008 a las 12:46

Martha Wainwright Foto

MW Cover

I Know You’re Married But I’ve Got Feelings Too
Martha Wainwright
Drowned in Sound / Nuevos Medios. Pop. CD

En unas coordenadas estilísticas similares a las de su célebre hermano mayor, Rufus Wainwright, a quien además acompañó sobre los escenarios durante bastante tiempo, Martha Wainwright debutó en largo el pasado 2005 con un álbum de título homónimo que confirmó lo hereditario de unas dotes para la interpretación recibidas tanto por vía paterna -Loudon Wainwright III- como materna -Kate McGarrigle-, ambos, como es bien sabido, ilustres folkies.

A nadie se le escapa que el interés concitado sobre aquel disco respondió en buena medida al parentesco de la protagonista, un gancho de doble filo con tantas ventajas -promoción automática- como inconvenientes -inevitables comparaciones-. Sin embargo, aun atraído por esa razón, el oyente no tardaba en comprobar que Martha Wainwright maneja elementos de sobra para, a partir de ahí, llamar la atención por sí misma. Entre éstos habrá que apuntar un sarcástico sentido del humor y una voz poderosa y versátil que se crece en los agudos provocando auténtico pasmo.

De lo primero, sin ir más lejos, da ya buena cuenta el propio título de esta segunda entrega, I Know You’re Married But I’ve Got Feelings Too, mientras que de lo segundo deja constancia a lo largo de sus trece cortes, doce originales más una sorprendente e inesperada versión de See Emily Play de Pink Floyd en la que colaboran su señora madre, su señora tía Anna McGarrigle y hasta una prima, Lily Lanken.

Bien surtido de ayudas instrumentales por parte de ilustres amistades -entre otros, Pete Townshend en You Cheated Me; Donald Fagen en So Many Friends y el hermano Rufus en In The Middle of The Night- y puesto en manos de un diverso espectro de productores -entre ellos, Tore Johansson, Martin Terefe y Brad Albetta, este último ex marido de la Wainwright, a quien el matrimonio le ha durado menos de lo que va de un disco a otro-, a I Know You’re Married But I’ve Got Feelings Too se le adivinan hechuras de gran disco, un perfil de apuesta a por todas con la comprensible intención de despejar el camino de la cantante y compositora de esas inevitables comparaciones a las que antes me refería.

De este envite sale Martha Wainwright reforzada y victoriosa, pues incluso cuando más recuerda a su hermano -la postrera I Wish I Were- despliega tal arsenal de recursos vocales que nos hace dudar sobre cuál de los vástagos de aquel otro matrimonio también mal avenido resultó más agraciado en el reparto de bienes. Y decir eso no es decir poco.

Aprovecho para recordarles el nombre de Martha Wainwright sonó con fuerza para la programación de Rock en el Central, Cánovas y Alhambra, pero que al final la cosa no pudo ser (lástima), y que mañana, si el tiempo y la autoridad lo permiten, tendremos por aquí a Rufus Wainwright. Les dejo con un vídeo de See Emily Play registrado en vivo. El sonido es malo, aunque la cuestión relevante es si se habrá aprendido ya la letra…

Rumore, rumore…

Blas Fernández | 15 de abril de 2008 a las 11:04

Martha Wainwright

Se confirmó hace ya tiempo que Rufus Wainwright formará parte del cartel de la XI edición del festival sevillano Territorios (concretamente actuará el próximo viernes 30 de mayo en el escenario Icas del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo), lo que no deja de tener su gracia es que quizás no sea el único ilustre de su familia que nos visite por esas fechas. En efecto, se barrunta una gira de su sensual hermana Martha por al menos tres ciudades andaluzas (Sevilla, Granada y Málaga). ¿Adivinan dentro de qué ciclo? El mismo que ahora tantea a Two Gallants, Mark Olson y Vic Chesnutt, entre otros. Veremos en qué acaba todo…

Actualización 19.10: Territorios acaba de anunciar nuevos nombres, entre ellos uno que ya se insinuó (Richard Hawley, que finalmente actuará el 30 de mayo compartiendo escenario con Rufus Wainwright) y otros inesperados. De estos últimos cabe destacar a, agárrense, ¡New York Dolls! Será el 7 de junio, el mismo día de Yo La Tengo. ¡Qué gazpacho!