Archivos para el tag ‘Pájaro’

“El perfeccionismo termina siendo un auténtico problema”

Blas Fernández | 3 de abril de 2016 a las 5:00

pajaro_lvp_1
Santa Leone
(Happy Place, 2012) nos devolvió a Andrés Herrera, Pájaro, no sólo en pleno estado de forma, sino también en un rol hasta entonces inédito. El antaño guitarrista de Silvio, entre tantos otros, dio un paso al frente y se convirtió en protagonista principal de una aventura con repercusión inesperada. A diferencia de su maestro, Pájaro, genio y figura, desbordó el ámbito local y cosechó parabienes y conciertos por todo el país, incluido un bolo en Zaragoza como telonero de Bob Dylan el pasado año. La continuación de aquel celebrado disco tenía ya fecha de presentación en el Monkey Week cuando un desafortunado accidente abortó el proyecto. Y han tenido que pasar cuatro año para que He matado al ángel (Happy Place, 2016) demuestre que, en efecto, Santa Leone no fue un delicioso espejismo.

-Se partió un pie y eso cambió el disco que tenía en la cabeza. ¿Vino bien el accidente para hacer las cosas con más calma?

-Pues la verdad es que fue una suerte. Mi madre decía que yo había nacido con una rosa ahí donde termina la espalda… Realmente, el proyecto que íbamos a presentar en el Monkey Week no estaba nada mal, pero cuando me partí el pie, como tenía tanto tiempo, empecé a componer canciones nuevas. Y creo que las mejores de He matado al ángel las hice a partir de ahí.

-Maneja los mismos registros que ya usó en Santa Leone: western, canción italiana, una versión de Silvio, adaptaciones de partituras clásicas… En ese sentido, resulta un disco continuista, pero mucho más elaborado…

-El disco perfecto no existe, como tampoco existen el cuadro perfecto o la novela perfecta. Aunque yo crea que siempre se puede hacer mejor, el perfeccionismo termina siendo un auténtico problema, porque con ese afán perfeccionista nunca acabas. Pero sí, nos lo hemos currado mucho más. Por ejemplo, en este disco Raúl aporta muchas guitarras sacrificadas, sencillitas, de ésas que parece que nadie ha tocado, pero que son las que realmente le dan carácter a la canción. Es un disco muy elaborado. Además, el padre de Raúl, Javier Fernández, nos construyó unos amplificadores parecidos a los que usaban los Stones al comienzo. Una maravilla. Llevábamos toda la vida intentando sacar ese sonido sin saber de dónde venía… Pues de unos amplis chiquititos de dos watios.

-¿Y cuándo decidieron que tenían que terminar?

-Cuando ya estábamos con el agua al cuello. En realidad, aunque lleváramos cuatro años dándole vueltas, el disco se empezó a grabar en mayo. Así que tampoco es que hayamos tardado tanto. Pero, entre que me partí el pie, que cambiamos el repertorio… Pasaron muchas cosas, pero creo que el universo ha conspirado en nuestro favor. Estoy muy contento con el resultado.

-¿Se esperaba la repercusión que, a la larga, tuvo Santa Leone?

-No, para nada. Sabía que estaba bien, que eran buenas canciones, que todos mis colegas me felicitaban… Pero no, no me lo esperaba. Era la primera vez que cantaba en un disco, me escuchaba desafinado… Creo que este disco está mejor cantado que el otro, ahora le tengo menos miedo al micro. Es un mundo… De ser guitarrista a ser el cantante, el que da la cara… Menos mal que llevo a una banda que no es una banda, es el arca de Noé.

-¿Y qué recuerda con mayor cariño de ese inesperado reconocimiento?

-Casi todos mis amigo han puesto la canción Santa Leone como tono del móvil. Y yo, pero tío, tío… ¡Que eso me da mucho corte! Hombre, no sé si eso es más importante que telonear a Dylan, pero es tela de importante.

-¿Le presentaron sus respetos en aquel concierto en Zaragoza?

-A Dylan en los camerinos no lo vio nadie. Ni la guardia mora de Franco lo hubiera hecho mejor que sus guardaespaldas. Y lo entiendo: ser Pájaro ya es un coñazo; imagínase ser Dylan, que lo conoce todo el mundo. Sólo lo vimos donde teníamos que verlo, en el escenario. Alucinante. Raúl y yo estábamos con una lagrimita… Hasta se nos había olvidado que habíamos sido los teloneros de Bob.

pajaro_lvp_2-Tenían canciones para dos disco. ¿Cómo eligieron finalmente el repertorio?

-Fue difícil. Por ejemplo, un día estábamos en el estudio regrabando algunas cosas y llegué con el Vieni con me, que la saqué por mi perro, porque tengo un perro que no me hace ningún caso. Le decía vieni con me, a ver si venía. Pues llegué con esa canción, se la enseñé a los del grupo y me dijeron ¿esto por qué no lo has traído antes, Pájaro? Pero estas cosas uno no se las propone. Las canciones no se escriben cogiendo un lápiz y un papel y diciendo voy a escribir una canción. La canción te viene y, como decía Picasso, tiene que cogerte trabajando. Si cuando te viene no tienes a mano la guitarra y la grabadora, la has cagado.

-¿De dónde la viene esa atracción por la canción italiana?

-Claramente, viene por Silvio, que nos cantaba todas esas canciones. Yo entonces no conocía tanta música italiana, pero Silvio se las sabía de la radio y del pick-up. Él las cantaba, las mezclaba, como en su versión de Anna perché de Nicola di Bari, que es surrealismo puro. Pero creo a mí me hizo más italiano el cine que la música. Las películas italianas, y no sólo las de oeste, tenían unas bandas sonoras brutales. Todas esas comedias italianas que nos tragábamos de chico en los cines de verano… Como mi padre era proyectista y yo pasaba las películas siete veces, me quedaba con la música sí o sí. Creo que el italiano es de los idiomas más musicales que hay. Desde luego, es más difícil cantar rock’n’roll en español que en italiano.

-En Santa Leone cantaba Las criaturas y Tres pasos hacia el cielo; en He matado al ángel, El pudridero. ¿En cada disco de Pájaro vamos a escuchar una canción que ya interpretó Silvio?

-No, no… En el caso de El pudridero, era una asignatura pendiente que yo tenía con esta canción, una de mis favoritas de siempre, de las más importantes de mi vida. Cuando la escuché por primera vez, siendo un chaval de quince años, me quedé flipado. Me dije con éste tengo yo que tocar. ¿Y sabe lo que pasa? Que de Madrid para arriba nadie conoce esta canción. Aquí en Andalucía conocemos la obra de Silvio, pero los gallegos no, ni los vascos…

-¿Cómo se le ocurrió esa versión, mitad rock mitad swing, de La danza del fuego de Manuel de Falla?

-Lo primero que hago por las mañanas es tomarme un café y coger la guitarra con la grabadora al lado. Creo que lo primero que tocas por la mañana es bueno. Has dormido, te despiertas y abres el disco duro de tu cabeza. La danza del fuego me salió así. Estaba improvisando blues y, de pronto, me di cuenta de que estaba tocándola. Y seguí. La verdad es que me encanta la música clásica. Me gusta escuchar a Pavarotti por las mañanas. Mis vecinos deben de pensar que estoy loco: por las mañanas escucho ópera y a las ocho de la tarde cojo la Gibson y empiezo a tocar rock’n’roll. Pero es que con la ópera muero.

-Aunque resulte un disco realmente divertido, He matado al ángel guarda también, desde la misma portada, cierto tono apocalíptico…

-Creo que a cualquier persona sensible le afecta la situación actual. Lo cierto es que el mundo está un poquito apocalíptico, como si viviéramos un momento de preguerra, y creo que hay que ponerle banda sonora a lo que está ocurriendo, mojarse. Todos deberíamos hacerlo, pero muchas veces no sabemos cómo. Éste es mi granito de arena.

-Guadalupe Plata, El Twanguero, Julián Maeso, Los Saxos del Averno, Los Quiero… Se le llenó el disco de colaboradores de altura…

-Todo esto sale hablando. Alguien te comenta he conocido a un guitarrista, Diego García, El Twanguero, póntelo que vas a flipar… Lo escuchas y te dices madre mía, ya me gustaría que tocara en una canción mía… La novia de Raúl, Raquel, lo conoce. Pero si es amigo mío. Os lo presentó. Y el tío encantado de colaborar, igual que Los Quiero o Julián Maeso, que para mí, más que un colaborador, es ya uno más de la banda, aunque tenga su propia historia. Los Saxos del Averno se han pegado un curro brutal. Y salió igual. Me dijo Raúl hay unos tíos que podrían tocar en el disco y tengo el teléfono de uno de ellos. Veía exagerado lo de cuatro saxos, pero cuando los escuché… Si quitáramos las colaboraciones no sería el mismo disco. ¿Y lo de Guadalupe Plata? ¿Eh? Son amigos y grabar con ellos fue un gusto.

-¿Va a tardar otros cuatro años en grabar nuevo disco?

-No, de hecho ya estoy preparando otro proyecto: ocho canciones de Víctor Jara tocadas en directo en el estudio, y no van a ser de las más conocidos, tipo Te recuerdo Amanda. Ya estamos con ello. Será un disco con muy pocos instrumentos, llevándonos las canciones al territorio de Pájaro, al folk-rock. De chico, los tres personajes más importantes para mí eran Bruce Lee, Jimi Hendrix y Víctor Jara. De los tres tenía pósters en mi habitación.

-Eso suena muy… generacional.

-Jajaja… Sí, los de nuestra generación pasamos del western al kung-fu. Salíamos del cine a puñetazos con los colegas.

-¿Y disco con material propio?

-Ya no nos coge más el tren. Como decía Silvio, en política está bien cada cuatro años, pero en música se puede hacer un disco cada dos. Pero tienen que pasarte cosas. Hacer un disco por año… No seas fatiga, que te pase por lo menos algo que puedas contar. Yo creo que las canciones tienen que tener un poco de verdad.

*Las fotografías que ilustran esta entrevista son obra de Victoria Hidalgo.

El Podcast de la Ventana Pop (Programa 48)

Blas Fernández | 24 de marzo de 2016 a las 5:00

maga_lvp
Maga -ahí arriba en una imagen de archivo- celebró por todo lo alto su vuelta a la actividad con dos conciertos en Madrid, pero también con el disco que hoy abre El Podcast de La Ventana Pop, 15º Aniversario, en el que la banda sevillana, junto a diversos invitados, reinterpreta su álbum blanco. Seguimos escarbando en trabajos de reciente edición -los de Pájaro, Delbosque, Pinocho Detective y Midi Puro- y, cómo no, presentando nuevas publicaciones -Chucho, Demencee, Giralda Sound, Bbbang, Vidente Bamba, El Imperio del Perro y Jose Casas y La Pistola de Papá-.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560
Tracklist

1.-Maga con The New Raemon: Agosto esquimal

2.-Maga con Julio de la Rosa: Primer vuelo

3.-Chucho: Oso bipolar

4.-Pájaro: El Dorado

5.-Demencee: Comienza la pesadilla

6.-Giralda Sound: Latidos

7.-Bbbang: Iywa

8.-Vidente Bamba: Equimoderno

9.-Delbosque: El fin del mundo

10.-Pinocho Detective: L.A. y San Francisco

11.-Midi Puro: Adoquines

12.-El Imperio del Perro: La fiebre de las cabañas

13.-Jose Casas y La Pistola de Papá: Pura diversión

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 47)

Blas Fernández | 10 de marzo de 2016 a las 5:00

pajaro_n_lvp

Comienza El Podcast de La Ventana Pop con dos canciones aún inéditas de He matado al ángel, el inminente y flamante nuevo álbum de Pájaro, en la imagen de ahí arriba. Otros retornos de altura son sin duda los de Chucho, resucitados por Fernando Alfaro, y el cordobés Álvaro Muñoz, Tarik, que vuelve a la carga bajo el nombre de Summer Spree. Con nuevos discos cuentan también bandas como Blam de Lam, Midi Puro, Pinocho Detective, El Último Vecino, Sorry Kate y Baywaves. Y en directo, Holögrama y Chencho Fernández. ¡Vamos allá!

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

Tracklist

1.-Pájaro: Sagrario y sacramento

2.-Pájaro: Sudeck Man

3.-Midi Puro: Hora 25

4.-Pinocho Detective: Sólo sé que no sé nadar

5.-Chucho: Flores sobre el estiércol

6.-Summer Spree: Después de esto

7.-Summer Spree: Leones en la lluvia

8.-Blam de Lam: La doble estancia

9.-Blam de Lam: Mecánica eterna

10.-El Último Vecino: Una especie de costumbre

11.-Sorry Kate: Slave Mistake

12.-Baywaves: Marsupilami

13.-Holögrama: Fire

14.-Chencho Fernández: Este matrimonio no casa

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 44)

Blas Fernández | 28 de enero de 2016 a las 5:00

maga_lvp

El Podcast de La Ventana Pop repara esta semana en festivales como Monkey Week, y su polémico traslado de sede; Territorios, que anuncia sus primeros nombres; y Anfi-Rock, que cierra definitivamente su cartel. En el apartado de nuevas ediciones suenan PJ Harvey, avanzando con The Wheel un inminente álbum, Hinds, Belako, Apartamentos Acapulco, Escuela Pías y X+M. Curro Morales nos sorprende con un inesperado proyecto, A92, y Maga, fotografiados ahí arriba por Diego Delgado, anuncia reunión, disco, gira y un concierto especial. Y también en directo, M.O.R. y Cabezafuego.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-PJ Harvey: The Wheel

2.-M.O.R.: European Son

3.-Hinds: Fat Calm Kiddos

4.-Belako: Fire Alarm

5.-Astrolabio: ¡Hey Doctor!

6.-Pájaro: Del crepúsculo lento nacerá el rocío

7.-Maga: Como nubes a mi té

8.-Apartamentos Acapulco: Nueve esferas

9.-Escuelas Pías: Confeti

10.-S Curro & Papa Wilson: Experiencias cercanas a la vida

11.-A92: Los visitantes

12.-X+M: Attraction

13.-Cabezafuego: Resaca de un bohemio

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 20)

Blas Fernández | 18 de diciembre de 2014 a las 5:00

pelo_mono_blog_lvp

En esta ocasión arrancamos con una despedida, la del grupo Maga, que dice adiós tras una larga y fructífera trayectoria. Viento Smith, Neuman, Holögrama y The Suicide of Western Culture se nos cuelan en la agenda de conciertos, en la que destaca la fiesta del quinto aniversario del sello Happy Place Records, con conciertos, entre otros, de Pelo Mono y Pájaro.

Avanzamos los nuevos trabajos de Aurora, José González y Lentejas los viernes; descubrimos a Abrigo de Pelos, otro de esos francotiradores que están poniendo la escena electrónica andaluza al rojo vivo, y echamos el cierre con la noticia de la publicación en vinilo de Ojos de grafeno, de S Curro y Papa Wilson.

Como siempre, puede escuchar El Podcast de La Ventana Pop en el reproductor bajo estas líneas o, también, en la web de ScannerFM.

scannerfm_560

Tracklist

1.-Maga: El gran final

2.-Aurora: Voces

3.-Neuman: All Your Life

4.-Pelo Mono: Sonido amazónico

5.-Pájaro: Dogo’s Walk

6.-Junip: Line of Fire

7.-José González: Every Age

8.-Viento Smith: El horizonte

9.-Lentejas los viernes: Patidifusa

10.-The Suicide of Western Culture: Remembering Better Times

11.-Holögrama: My Bicycle

12.-Abrigo de pelos: 1993

13.-Abrigo de pelos: Brunei

14.-S Curro y Papa Wilson: Experiencias cercanas a la vida

El Podcast de La Ventana Pop (Programa 4)

Blas Fernández | 6 de marzo de 2014 a las 5:00

miraflores_blog

En esta ocasión El Podcast de La Ventana Pop para ScannerFM se detiene en algunos discos recientemente editados, como Morning Phase de Beck y La fiesta oscura de los granadinos Trepàt, y en un título con publicación prevista para primavera, el arrollador e intenso álbum homónimo de los sevillanos Miraflores. También hablamos de conciertos y ello nos da pie a escuchar canciones de Pájaro, Pájaro Jack, Sr. Chinarro, Damien Jurado, Neil Halstead y Violent Femmes.

Como siempre, puede escuchar el programa en el reproductor situado bajo estas líneas o en la web de ScannerFM.

scannerfm_logo

Tracklist

1.-Beck: Heart Is a Drum

2.-Beck: Blackbird Chain

3.-Miraflores: Right Now

4.-Miraflores: Drowning by Stars

5.-Trepàt: Martirio

6.-Trepàt: Transmediterránea

7.-Pájaro: Las criaturas II

8.-Pájaro Jack: El frente polar

9.-Sr. Chinarro: Los amores reñidos

10.-Damien Jurado: Silver Timothy

11.-Neil Halstead: Seasons

12.-Violent Femmes: Blister in The Sun

Algunos enlaces…

Reseña de Morning Phase.

Lilifest

Entrevista con Pájaro a propósito de la edición de Santa Leone (2012).

Entrevista con Sr. Chinarro a propósito de la edición de Enhorabuena a los cuatro (2013).

Los veinte años del ‘cantecito’

Blas Fernández | 22 de mayo de 2012 a las 13:10

La anunciada reedición en versión especial de Échate un cantecito, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la aparición original de tan señalado título en la discografía de Kiko Veneno (y de la música española en general), me da pie al rescate de la entrevista que con tal motivo le hice en su momento, publicada en noviembre de 1992.

Por cierto, que esta entrevista me dio el nombre para el programa de radio que comencé poco después. En fin… Rebobinando… Dos décadas atrás…

Leer el resto del artículo »

Se alquila mito

Blas Fernández | 20 de mayo de 2012 a las 17:46

Iggy, en plena faena. / Foto: Juan Carlos Muñoz

“Yo es que nunca había visto a Iggy”. De repente, justo cuando el concierto de The Stooges arranca con Raw Power, el mundo, la audiencia de la segunda jornada en el festival Territorios Sevilla, parece dividirse en dos: quienes ya han contemplado en directo en otras ocasiones los bailes de la iguana, junto a sus veteranos compañeros o flanqueado por jóvenes reclutas, y quienes asisten por primera vez a las convulsas evoluciones del mito. Para los segundos, lo señalado de la ocasión se supone tan especial que cualquier otra consideración pasa a segundo plano; entre los primeros, por contra, se abren nuevas divisiones, de la entrega incondicional, los menos, al reparo.

Este cronista se siente en medio. No le vale el sobado argumento “con 65 años a ver quién se sube a un escenario y hace eso”, pero tampoco puede evitar reconocer el valor de semejante actitud aún cuando el Iggy de hoy, el de hace ya mucho tiempo, resulta ser un astuto empresario dispuesto a explotar comercialmente ese mito; el mismo que abomina de EMI, la discográfica que se ha negado a editar su disco de versiones, Après, arguyendo con sorna que quizás “hubieran preferido un disco con punks populares”, pero que no duda en rescatar el añejo y ciertamente glorioso repertorio de sus inicios para, una vez más, hacer caja. En fin, el rock’n’roll y sus contradicciones, bastante más allá de pintoresquismos como la exigencia de limusinas o banda ancha para ver en el camerino la final de la Champions.

¿El concierto? Pues el de siempre –incluida la proverbial invitación a los dancers para subir al escenario–, sólo que en cada ocasión un poco más ralentizado, un tanto más amortiguado y, vaya, acercándose peligrosamente al límite de lo caricaturesco; sólo salvado por la profesión –premio especial para James Williamson, de vuelta a la carretera en primera clase tras jubilarse como alto ejecutivo en la división informática de Sony– y sobre todo por el entusiasmo con el que la numerosísima audiencia –el concierto con más asistentes de todo el festival– recibió cañonazos del calibre de I Wanna Be Your Dog o andanadas tan hirientes como Fun House.

Si hubieran puesto bandera, el público que el sábado acudió en el Monasterio de La Cartuja a la segunda jornada de Territorios la habría desbordado. Lo de Iggy estaba hasta la bola, pero una rápida ronda certificaba que incluso a aquellos a los que tocó bailar con la más fea, caso de los granadinos Lori Meyers, el sevillano Shotta y la charanga balcánica de los 17 Hippies, actuaban frente a audiencias más que respetables.

Y fue una constante casi desde el inicio. Casi: el rapero local Juaninacka encendía a su fiel parroquia en el escenario principal y los jiennenses Guadalupe Plata volvían a sacar ídem del viejo filón del rhythm&blues más arrastrado, pero Marina Gallardo tuvo que conformarse con bastantes menos espectadores. Eso sí, buena parte de quienes pasaban frente al escenario Ron Brugal apostaban por quedarse y comprobar cómo la portuense crece. Había empezado su concierto con The War Inside, esa magnífica canción que avanza un tercer álbum ahora en proceso, y la mera disposición del escenario –tres teclados y dos percusionistas; la guitarra no sonó hasta el tercer tema– avisaba ya de ese componente motorik que diluye anteriores esencias folkies y gana espacio para las atmósferas. Hay que estar muy, pero que muy atentos con ella.

Andrés herrera 'Pájaro'. / Foto: Juan Carlos Muñoz

Entre lo más destacado de la noche servidor incluye también a Andrés Herrera Pájaro, en estado de gracia tras su inesperada reaparición con Santa Leone y llevando sus canciones al directo en compañía de una banda impecable e imponente. Suyo, y de sus compañeros, fue el mérito de poner a bailar a quienes abarrotaban el escenario Ron Brugal, cómplices paisanos o foráneos: también se deshace la sospecha de que su singular propuesta, esa que funde en una particular marmita rock’n’roll clásico, spaghetti western y guiños profanos a la música procesional no va a ser entendida más allá de ciertos límites geográficos. Si acaso, no lo será más allá de ciertos círculos melómanos.

Notables, en la medida de la visita fugaz, se mostraron también Mission of Burma –cuando aceleraban, sacudían los cimientos del centenario monasterio–, el veterano Alpha Blondy –versión reggae incluida del Wish You Were Here de Pink Floyd; que Jah me ampare– y unos !!! tan cumplidores en su batidora disco-music que hasta pusieron a dar botes a los fans de Iggy que por allí quedaban.

Servidor se quedó con las ganas de ver a The Bug y repetir con Buraka Som Sistema, acompañando atronadores durante el camino de vuelta.

Pájaro Jack, rara avis folk

Blas Fernández | 11 de enero de 2011 a las 8:27

Jaime, en el centro, flanqueado por 'los marios'.

Jaime, en el centro, flanqueado por 'los marios'.

Ganadora el pasado mes de octubre, junto al grupo sevillano Tannhäuser, del Circuito Joven de Pop Rock de Andalucía, la banda granadina Pájaro Jack alterna su condición de sorprendente revelación -un par de epés autoeditados bajo licencia Creative Commons cimentan su incipiente y bien ganada fama de artesanos del folk-rock proclives a la canción redonda- con una naturalidad ajena a las poses, tics y vicios tan afines a la escena pop.

“Había poco tiempo para el disco: un día para grabar y otro para mezclar, y la verdad es que no quedamos muy satisfechos. Como íbamos tan limitados me pidieron que hiciera una canción solo con la guitarra. Y, la verdad, es que no se me ocurrió otra cosa. Soy monitor en un grupo scout y…”, recuerda Jaime Beltrán, veintimuypocos, cantante, guitarrista y compositor de la formación, de la inesperada versión de Anikuni incluida en el álbum compartido con Tannhäuser, parte de un premio que justifica su razón de ser con una pequeña gira de conciertos por los teatros dependientes de la Consejería de Cultura en Granada, Sevilla y Málaga.

Cabe otro cover -una adaptación al español del Crosswinds del Fleet Foxes J. Tillman-, pero manda la pareja de cortes propios que el ahora trío ya había registrado con anterioridad, Esa sensación y Las luces, deliciosos y directos ejercicios de gramática pop con inequívoco acento folkie, irresistibles y definitivamente adictivos.

“Es raro -apunta Beltrán-. Creo que al principio lo que más me interesaba eran los cantantes en solitario, Nick Drake, Leonard Cohen… Cuando empezamos con Pájaro Jack nos gustaban mucho grupos como Wilco, pero ese gusto fue luego derivando hacia los 60 y 70, el folk británico y norteamericano… Es curioso, porque después nos enteramos de que había una nueva ola folk. Y nos dijimos: vaya, justo ahora”.

Lo sorprendente no es tanto que se enterasen sobre la marcha de qué corrientes resultan hoy simpáticas en tan proceloso escenario, sino que cada uno de sus aún cortos pasos fuera tan firme, tan inapelable. Beltrán dio forma al grupo junto a su amigo Fran hace poco más de un año. Se conocieron en un curso para técnicos de sonido y decidieron poner en práctica lo aprendido grabando el epé Las luces en la casa del primero. Cinco cortes; casi cinco dianas en las que comenzaba a perfilarse el gusto por las armonias a varias voces sustentadas sobre guitarras entrelazadas y hasta algún que otro banjo. “Las grabamos sin haber tocado nunca en directo como Pájaro Jack y sin tener aún idea de hacerlo. Pero cuando las escucharon los amigos, nos animaron”, dice Jaime.

Con Fran ya fuera de la formación y una vez reclutados los marios -Mario Rodríguez (bajo) y Mario Fernández (batería); apoyados en el directo por Arturo Muñoz (guitarra y voz) y Daniel Guirado (teclados y voz)-, Pájaro Jack se metía el pasado año en el estudio motrileño de Paul Grau -Lagartija Nick, Lori Meyers- para registrar un segundo epé, En los días de calor. Cinco dianas de cinco disparos. “Las cinco canciones del primer epé son prácticamente nuestras cinco primeras canciones. En el segundo son, simplemente, las siguientes. Y las nuevas que vamos haciendo en directo son las que van saliendo -explica modesto Beltrán interpelado por su puntería-. Creo que se debe al filtro previo. Si la idea de la canción nos convence seguimos trabajando en ella; si no, no. Le desechamos pronto”.

Sin contrato discográfico, el grupo hizo lo lógico: editar ambos trabajos bajo una licencia Creative Commons. “Se trataba simplemente de grabar las canciones y registrarlas a nuestro nombre, pero pensando siempre en la descarga gratuita, en que las pueda escuchar quien quiera hacerlo. Cuanto más gente, mejor -afirma-. Lo más importante para nosotros ahora es tener conciertos. Si alguna discográfica se interesa y creemos que tenemos suficientes canciones buenas, pues haremos un disco. Y si ningún sello se interesa pero tenemos las canciones, nos volveremos a autoeditar”.

Pájaro Jack y Tannhäuser, con Sr Chinarro en acústico como invitado especial, actúan hoy en el Teatro Alhambra de Granada, mañana en el Teatro Central de Sevilla y el próximo jueves en el Teatro Cánovas de Málaga.

Etiquetas: , ,