Archivos para el tag ‘rap’

Una apisonadora con turbo (Territorios 2010, sábado 5)

Blas Fernández | 6 de junio de 2010 a las 17:54

Morodo, en la jornada final de Territorios 2010. Foto: Victoria Hidalgo.

Morodo, en la jornada final de Territorios 2010. Foto: Victoria Hidalgo.

Rap en la encrucijada: una facción asume el origen jamaicano del género y se mira en el reggae aireando las raíces mientras otra, igualmente orgullosa, reivindica la moldeadora huella afroamericana exhibiendo los préstamos tomados del blues, el rock, el jazz, el soul… Los hay que tiran de guiños al R&B y también quienes, mirando adelante, no se privan de realizar abstracciones y otros agradecidos ejercicios especulativos.

Que el rap está vivo no es ninguna novedad. Lo que llama la atención, aunque lo visto y oído no esté siempre a la altura deseable, es el modesto y aún así significativo muestrario de posibilidades propuesto por Territorios el pasado sábado en la jornada final de su XIII edición, la que menos público congregó, algo por debajo de los dos días precedentes, en este año de reducciones y estrecheces presupuestarias .

El madrileño Morodo lanza consignas de trazos tan gruesos como los bajos que adornan sus sus bienintencionadas y a menudo rabiosas proclamas roots, empeño en el que cuenta con una banda solvente y un público entregado de antemano.

Más que entregado, rendido, ese mismo público –¿la totalidad?– se congrega frente al escenario Tres Culturas para saldar una deuda histórica. “Es igual que hace 21 años, cuando me fui a verlos a Madrid”, me cuenta entusiasmado uno de aquellos pioneros que pusieron las primeras piedras de la todavía fértil escena local.

Ahora son Public Enemy quienes visitan Sevilla. “We are in Spain… This is pain…”. Traca y tralla: otro acompañante me sugiere la imagen de una apisonadora con turbo lanzada a toda pastilla. Festín de clásicos coreados y sentidos –Bring The Noise, Don’t Believe The Hype, Terminator X to The Edge of Panic, Welcome to The Terrordrome, Power to The People, Fight The Power…– servidos por una banda arrolladora, sin prejuicios ante las derivas rockistas, y un Chuck D y un Flavour Flav tan frescos como recién salidos de la ducha.

Más humanizados en sus consignas –esa arenga final de Flav a favor de la paz y el entendimiento universal, rematada a modo de despedida al son del One Love de Marley–, pero igualmente combativos –la salvaje ley de inmigración aprobada en Arizona convertida en diana para dardos verbales: lo ponen a huevo–, lo de Public Enemy lo dejó francamente difícil para cualquiera que subiera al escenario antes, durante o después de ellos.

SFDK también lo tiene ganado a priori, y además no tiene que competir más que con DJ2D2, quien mezcla con gusto y tino vídeos de ayer y hoy en el escenario Cruzcampo. Y así se termina la noche, dejando la sensación de un balance sin muchas sorpresas y no pocas y preocupantes preguntas sobre el futuro inmediato del festival.

La organización trabaja ya en otro modelo estructural. Por si cabe también esta cuestión, ahí va: ¿están los festivales con presencia de músicas étnicas contribuyendo a perpetuar unos arquetipos sonoros que quizás responden más a la percepción occidentalizada, y un tanto condescendiente, del exotismo que a la vasta realidad multiestilística del mundo globalizado?

La piel bien empleada

Blas Fernández | 24 de mayo de 2010 a las 7:34

mala_b

dirty_cover_b

Dirty Bailarina. Mala Rodríguez. Universal. Rap. CD

Allá donde un trabajo tan notable como Malamarismo (2007) terminaba perdiéndose en las ramas –la falta de concreción, fruto de una búsqueda quizás más intuitiva que sistemática–, Dirty Bailarina acierta de pleno.

El cuarto álbum de María Rodríguez rehace la ruta de ascenso y trepa directamente por el tronco hacia la cúspide, otra vez, del rap en español. La Mala asume su factor diferencial con el talento y la naturalidad habituales –también con la ayuda de esa triada de productores integrada por el norteamericano Focus y los españoles Griffi y Sr Tecee– y se proyecta como lo que es, un punto y aparte, facturando un disco que aúna accesibilidad –cuando no gancho: la presencia de la cantaora Estrella Morente en el único corte de hechuras hoy convencionales, Patito feo– y ganas de sacar los pies del tiesto.

Dirty Bailarina tira de coartada conceptual –un personaje del futuro que reflexiona sobre su desesperanzador entorno–, pero no la necesita. Su valor intrínseco reside en un puñado de canciones con suficiente entidad autónoma como para funcionar juntas –conformando un enorme fresco de R&B underground con pasmosa facilidad para absorber las enseñanzas del abstract hip-hop: Libérate del cuatro por cuatro / Pasa con tu vieja un rato (Ama)– o para convencer de forma individual –el álbum anda sobrado de potenciales sencillos, desde el inicialmente escogido, No pidas perdón, a esa contundente oda a la solidaridad femenina, arropada con estupendos arreglos de piano y un estribillo desarmante, que es Prima, en colaboración con la rapera de origen guineano Mefe–.

El piano hace también presencia en Por eso mato –A la mierda las instituciones / Toda clase de partidos, de gobiernos y de tradiciones: lírica punk para un corte de contradictoria dulzura–, uno de los muchos detalles en un disco que crece musicalmente explorando aristas diversas, del eco electro-jazz que adoba Flores, vitaminas y mucho sexo al riff aflamencado de Yo no mato el tiempo, sobre el que Mala Rodríguez imprime ese sello indeleble y vehemente que ha caracterizado toda su carrera.

En ésta, Dirty Bailarina quedará sin duda como uno de los capítulos más afortunados, la prueba palpable de la sinceridad de otra de las certeras rimas que adornan sus cortes: Cada cual juega su carta / Me tocó esta piel y pienso gastarla. ¿Hacen falta más explicaciones?

Ahí les dejo el clip de No pidas perdón

Etiquetas: , ,

Tote lo pone difí­cil

Blas Fernández | 10 de diciembre de 2008 a las 10:28

Foto: José Ángel García

T.O.T.E. ToteKing. BOA. Rap. CD

Si en su anterior y celebrada entrega, Un tipo cualquiera (2006), ToteKing optó por trabajar con un solo productor, Big Hozone, en su nuevo y tercer álbum, como ya anunció en su día desde este blog, vuelve a la táctica de desplegar un amplio catálogo de bien escogidas colaboraciones tanto de dentro como, atención, fuera del país (en ocasiones, como él mismo comentó, rastreadas a través de MySpace).

Leer el resto del artículo »

Menudo trato

Blas Fernández | 19 de agosto de 2008 a las 14:12

[myspace]http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=39166480[/myspace]

Haciendo el habitual repaso por los blogs que me interesan me encuentro en el de Acuarela, que a su vez parece haberlo visto en Hipersónica, con esta estupenda recreación del Tengo un trato de Mala Rodríguez en compañía de la Original Jazz Orchestra, aparentemente dirigida por Refree, del muy activo Taller de Músics de Barcelona.

Leer el resto del artículo »

Cuando el rey era el DJ

Blas Fernández | 7 de junio de 2008 a las 18:07

Cut Chemist

Foto: Juan Carlos Muñoz.

En Scratch (2001), el magnífico documental de Doug Pray sobre los orígenes y posterior desarrollo del turntablismo, los paladines del género (Q-Bert, DJ Shadow, Cut Chemist…) pasan de puntillas sobre una las evidencias que el realizador resalta -que el origen del rap, más allá de su ascendente jamaicano, parte de la figura del DJ antes que de la del MC- y prefieren ir a lo suyo: mostrar esas increíbles habilidades que les permiten crear un nuevo y sorprendente discurso sonoro a partir del material original de otros.

Leer el resto del artículo »

No es un tipo cualquiera

Blas Fernández | 20 de mayo de 2008 a las 23:25

Tote King

Foto: José Ángel García

Manuel González, alias Tote King, marca diferencias. Con Música para enfermos (2004), dejó claro que su lírica se apartaba de los patrones más trillados del rap español buscando la voz propia. Si ya entonces no resultó aventurado incluirlo en un hipotético triángulo dorado del género -completado por Sólo Los Solo, y sus ramificaciones, y Mala Rodríguez-, con Un tipo cualquiera (2006) superó cualquier expectativa textual y musical echando mano del rock para nutrir el sampler. Ahora ha ido más lejos, montando una banda de acompañamiento que incluye a ilustres del rock independiente sevillano: el versátil músico y productor Jordi Gil (batería), el guitarrista Israel Diezma (guitarra) y el bajista de Maga, Javier Vega, todos ellos a su vez miembros del actual grupo de Sr. Chinarro. Tras haber girado ya por varias ciudades andaluzas, Tote presentará su proyecto el próximo viernes 23, a las 21:30, en la sala Microlibre de Sevilla (Herramientas 35, Polígono Navisa) y el sábado 24, a las 22:00, en la sala Industrial Copera de Granada.

-¿Qué te ha llevado a montar una banda?

-Llevaba ya tiempo detrás de esa idea. Crecí con el rock y es música que siempre he seguido escuchando. Con el tiempo me he hecho fan de grupos como The Roots y he visto conciertos de gente como Common, Erikah Badu, Mos Def… Son raperos que me gustan y que han mezclado el rap con instrumentos. Así que era algo que veía venir. Lo que me faltaba era encontrar a la gente apropiada.

-¿Y cómo fue?

-Conocí a Javier Vega, que es de mi barrio. Estaba paseando a su hijo al lado de mi casa. Habíamos coincidido en otras ocasiones, en bolos. Incluso él había ido a verme en directo alguna vez. Me dijo: cuando tengas ganas de hacerlo con músicos dame un toque. Y lo hice. No había escuchado a Sr. Chinarro, pero inmediatamente me dieron muy buena sensación como personas. Lo más increíble fue cuando apareció Israel, al que no conocía: cuando llegó al local de ensayo resultó ser un tío con el que había ido al Instituo Velázquez. Eso ya fue perfecto. Es gente increíble, tocan muy bien y el rollo que tenemos es estupendo. Además, son muy abiertos y están aprediendo mucho de hip hop, igual que yo, gracias a ellos, estoy descubriendo muchos grupos nuevos.

-¿Por qué guitarra, bajo y batería cuando en las experiencias de rap con instrumentos reales suelen incluirse metales y teclados?

-El teclado quizás sería otro instrumento que vendría bien, porque le da mucha vida al hip hop y los propios productores de rap lo usan mucho para componer. Los metales, por otro lado, es que quedan bien en cualquier sitio. Pero opté por el trío porque es lo más básico para empezar. Y además, porque me gusta esa formación clásica de rock’n’roll. Mi idea era que en caso de que quedáramos contentos nos plantearíamos otras cosas. Y la verdad es que está yendo muy bien, así que si sigue así quizás me plantee incluir más instrumentos en la gira del año que viene.

-¿Cómo ha reaccionado el público de rap ante este cambio?

-Muy bien. Hemos hecho siete conciertos, ocho con el festival Viña Rock, y la reacción del público ha sido estupenda. Lo han flipado.

-Pero creo que tu DJ habitual, DJ Uni, prefirió cambiar de aires…

-Bueno, no nos separamos por ese motivo. Es cierto que el rock no le interesa demasiado y me lo dejó claro. Pero no ha habido ningún problema en ese sentido. Él se ha ido con mi hermano Shotta y seguimos siendo buenos amigos, como siempre. Conmigo viene ahora DJ Randy, que era el DJ del grupo en el que empecé, La Alta Escuela. No hacíamos nada juntos desde el 98, pero recuperamos el contacto, volvimos a vernos y surgió la idea.

-¿Y has observado algún incremento de público no estrictamente rap en tus últimos conciertos?

-Sí, pero eso lo vengo notando desde el último disco. Hay mucho alternativo y hasta padres con sus hijos… Hay más variedad [risas].

-Supongo que en el concierto del viernes escucharemos temas nuevos…

-Sí, en esta serie de conciertos, que es como una minigira de transición entre el disco Un tipo cualquiera, que hemos presentado ya en todos sitios, y el nuevo, que quiero que esté listo para Navidad, hacemos canciones nuevas. Ya tengo diez listas y de ésas hago tres en directo.

-¿Contarás en el nuevo disco con instrumentistas?

-No. Lo intentamos, pero ésa es una movida que requiere más tiempo. El directo es otra cosa. Los musicos llegan, se aprenden el tema y lo tocan. Y en algunos casos lo mejoran. Pero cuando se trata de hacer instrumentales para rapear, eso requiere más tiempo. El último disco lo hice sólo con Hozone, pero esta vez estoy trabajando con varios productores, casi todos de fuera. MySpace es un invento, estoy haciendo contactos increíbles. Cinco canciones me las ha hecho un tío de Australia, M-Phazes, unas bases increíbles. Conoces gente por ahí fuera que tiene un sonido distinto y que cobra lo mismo que un productor de aquí, pero con otro toque. No sé qué es, el clima, el sitio, la música, los aparatos, la manera de trabajar… Y se nota. Así que estoy recolectando la música de la gente que he conocido por internet y que me gusta, y que a su vez les mola lo que yo hago, y estamos haciendo buenos tratos.

ATENCIÓN, REGALO DE ENTRADAS: El diario Granada Hoy regalará hoy miércoles entradas para el concierto en Granada a los veinte primeros lectores que se presenten en la redacción con el correspondiente cupón para tal fin que incluye su ejemplar.

En La Ventana Pop disponemos desde este momento de otras veinte entradas para el concierto de Sevilla. El mecanismo es simple: primero, debes dejar un comentario a esta entrada, no hace falta escribir una tesis, respondiendo a la pregunta “¿Qué opinas del uso de instrumentos reales en el rap?” (sólo se admitirá un comentario por cada dirección IP); segundo, debes enviar un correo a bfernandez@grupojoly.com (enlace directo al final de esta página en contacto) especificando tu nombre, apellidos y DNI. Los autores de los veinte primeros comentarios serán los ganadores de las entradas, que podrán retirar en la taquilla de la sala Microlibre el viernes, antes del concierto, y previa presentación del DNI.

Y para completar la entrada, ahí les dejo el vídeo de Mentiras