El futuro… no sólo del ‘New York Times’

Julio Alonso | 28 de enero de 2005 a las 2:52

“Desde 1896, cuatro generaciones de la familia Ochs-Sulzberger han guiado al New York Times a través de guerras, recesiones, huelgas e innumerables crisis familiares”. Así comienza el reportaje, con rango de tema de portada, que Business Week ha dedicado al periódico neoyorquino. Y le sigue una descripción de lo que el actual propietario, Arthur Sulzberger Jr., de 51 años, tiene entre manos: menores ingresos, el cambiante mundo de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, la secuela del escándalo provocado por Jayson Blair —el reportero embustero y falsificador de historias—, pero también un ambicioso plan de negocio.

Algunas pinceladas:

  • Hoy, el 50% de los suscriptores del New York Times no vive en la ciudad de los rascacielos. Y el International Herald Tribune, su proyección internacional, se vende en 180 países.
  • La circulación del periódico (ahora en torno a 1,1 millón de ejemplares) creció en 2004 un 0,2%.
  • El escándalo Blair no se saldó con un simple relevo en la dirección del periódico; ha afectado a toda la plantilla, hasta el punto de que un tercio de los 1.200 periodistas que la componen han cambiado de jefe.
  • Hasta noviembre los ingresos por publicidad registraron un modesto 2,3% de aumento, cuando la media del sector fue del 9,7% en los nueve primeros meses.
  • NYTimes.com figura entre los 10 sitios de noticias más populares de internet y New York Times Television es una de las productoras independientes de documentales más importantes del país.
  • La unidad digital sigue creciendo entre un 30% y un 40% cada año, lo que la convierte en el motor de crecimiento más rápido de la compañía.
  • La mayoría de los lectores del periódico ahora lo ve en línea, y gratis. Sin embargo, el 90% de sus ingresos procede del papel.

Como todas las publicaciones impresas, New York Times se halla ante un dilema, esbozado al final del reportaje con una frase de John Battelle, cofundador de Wired: “El modelo de negocio que parece justificar el coste de hacer periodismo de calidad es el que no crece, y el que crece —internet— no genera suficientes ingresos como para producir un periodismo de la misma calidad”.

Un dilema que Arthur Sulzberger Jr. se plantea en estos otros términos: “Al final la cuestión es con qué tranquilidad estamos acostumbrando a una generación de lectores a conseguir información de calidad gratis. Eso es lo preocupante”.

El reportaje de Business Week desató los rumores sobre la posibilidad de que NYTimes.com fuera a cobrar los accesos a la web, como hace su rival The Wall Street Journal. La especie fue rápidamente desmentida por la portavoz de New York Times Company, Catherine Mathis.

Los comentarios están cerrados.