El periodista ciudadano y la alcaldesa

Julio Alonso | 30 de mayo de 2005 a las 2:56

Reporteros sin Fronteras está pidiendo a los internautas que elijan entre 60 blogs de todo el mundo al que más se haya distinguido en la defensa de la libertad de expresión en cada una de las siguientes zonas o categorías: África, Oriente Próximo, las Américas, Asia, Europa, Irán e internacional. Entre los ocho europeos seleccionados, de acuerdo a criterios que la citada ONG explica en esta página, tres son españoles: Bitacoras.org, Periodistas21 y Periodistas-es.

Al margen de quién se merezca más el premio, llamo la atención sobre Monputeaux.com, el blog de un ciudadano de Puteaux (Francia), Christophe Grébert, a quien el ayuntamiento de su pueblo, molesto con las reiteradas críticas de éste a la gestión municipal, ha llevado a los tribunales. (El historial y características del blog está resumido en esta página.)

Me parece interesante y recomiendo su seguimiento, por los siguientes motivos:

  • Se trata de un asunto local y, por tanto, muy en línea con los focos de atención informativa de nuestros periódicos.
  • Es un tema de interés profesional en cuanto constituye un claro ejemplo del llamado periodismo ciudadano o participativo.
  • El caso está teniendo su repercusión internacional, en gran parte recogida en esta página del propio Monputeaux.com.
  • Para hacer frente a los gastos del proceso, Grébert, aconsejado por los seguidores de su blog, ha recurrido al paypal (donativo a través de transferencia bancaria), algo muy corriente en Estados Unidos pero no en Europa. Y con cierto éxito, lo cual demuestra también hasta dónde llega la solidaridad de la blogosfera (nota para quien abra este enlace: el Julio Alonso que aparece aquí no soy yo, es mi hijo).
  • El enfrentamiento, aparte de desigual, se presta a un buen retrato sociológico. De un lado, un ayuntamiento que lleva 36 años en manos de la misma familia: primero, Charles Ceccaldi-Raynaud, con un pasado un tanto turbio, y más tarde su hija Joëlle, militante de la UMP, la coalición de gaullistas, democristianos y radicales. Y que, quizá por estas circunstancias de la continuidad, encaja mal las críticas. El municipio ha emprendido igualmente acciones judiciales contra otro blog local, Forum Putéolien (con interesantes servicios), y contra el diario regional Le Parisien. Frente a los Ceccaldi-Raynaud, Christophe Grébert, un particular nacido el mismo año en que la familia se hacía con la alcaldía de Puteaux, socialista, católico practicante y delegado en su empresa del Sindicato Nacional de Periodistas. Y con estos intereses, según confiesa en su blog: “La vida, los amigos, la familia, el amor, la religión, mi trabajo, la acción militante, la tolerancia, la solidaridad, la justicia social, Internet, mi ordenador Apple, la comunicación, las discusiones apasionadas…”.

Para entendernos, el retrato de una clase de origen pied-noir y socialista, finalmente acomodada al calor del “gaullismo inmobiliario”, y una clase en punta de la tecnología y de cierto activismo social, joven pero tirando a madura, que bulle en torno al fenómeno de los blogs.

Luego está el escenario. Puteaux, localidad de 42.000 habitantes muy próxima a París, linda con Nanterre, cuya universidad fue uno de los focos de Mayo del 68, y con Suresnes, allí donde en 1974 el PSOE de Felipe González dio la espalda al marxismo. Cuna de la industria automovilística francesa, y más recientemente sede de la aeronáutica, Puteaux alberga hoy en día un importante polo empresarial; ha pasado del sector industrial al de servicios, del ‘cinturón rojo’ parisién y el paisaje fabril a los edificios futuristas e ‘inteligentes’ del complejo La Défense, orgullo de un pueblo en el que 4.000 de sus 19.000 hogares tienen ADSL.

El asunto convendría airearlo (ya digo, al margen de los Freedom Blog Awards de Reporteros sin Fronteras, que por cierto se fallan el día 15), incluso por interés del propio Grupo. Para futuros desarrollos de nuestros webs queremos contar con jóvenes del perfil de Christophe Grébert y es bueno que los potenciales colaboradores sepan que nos interesa y nos ocupamos del movimiento bloguero. En estos mismos días, dos de sus seguidores lo han definido así: Loïc Le Meur, Juan Varela.

En la foto, Christophe Grébert.

Los comentarios están cerrados.