Visión » Archivo » ‘New York Times’ unificará sus redacciones

‘New York Times’ unificará sus redacciones

Julio Alonso | 1 de septiembre de 2005 a las 9:00

The New York Times ha anunciado la fusión de sus dos redacciones, la del periódico impreso y la dedicada a la web. Será en la primavera de 2007, cuando esté acabado el edificio de 52 plantas que la empresa está construyendo en Times Square, en pleno centro de Manhattan. No obstante, a partir de ahora la plana mayor de internet asistirá a todas las reuniones de planificación que se celebren, a cualquier nivel, en la tradicional redacción de la Gray Lady.

La decisión se ha hecho saber en un extenso comunicado dirigido a la redacción a primeros de agosto con las firmas de Bill Keller, director del periódico (pero no la de su homólogo en la web, Leonard M. Apcar), y la de Martin Nisenholtz, el creador de NYTimes.com, máximo responsable del área digital de la compañía y persona de toda confianza de Arthur Sulzberger, el patrón, a cuyo sanedrín pertenece.

El largo plazo impuesto y la buenas palabras del comunicado no pueden ocultar la crudeza de la medida; a la postre, una reconversión. Porque no se trata sólo de que el medio centenar largo de redactores del digital vaya a mezclarse con sus 1.200 colegas del papel, lo que podría interpretarse como un simple reconocimiento de estatus, sino que estos últimos tendrán que hacerse a la forma de trabajar de los recién llegados. Y eso, en una redacción con 154 años de historia, y si no he contado mal con 91 Pulitzer en su haber —por tanto, muy pagada de sí misma—, es todo un drama. Keller y Nisenholtz tampoco lo ocultan, hablan de “reorganizar nuestras estructuras y nuestras mentes para hacer periodismo web…”. Es decir, nueva organización redaccional, nuevos perfiles profesionales, obsolescencia de otros, exigencia de habilidades desconocidas, torpeza en el aprendizaje cuando no pura resistencia al cambio, distinto flujo de trabajo, probable alteración de los horarios, y un largo etcétera en el que no cabe olvidar la inevitable sustitución del software, pues no es lo mismo editar para papel (textos y fotos nada más) que manejar también sonidos y vídeos.

Añado una foto del superdesk del Tampa Tribune, uno de los pioneros en la fusión de redacciones, cuyas leyendas permiten hacerse una idea de lo diferente que es la cúpula directiva en una redacción multimedia. La foto, con la redaccion aún a medio instalar, tiene cinco años.

Tarde o temprano, todos los periódicos, cualquiera que sea su tamaño, tendrán que emprender el mismo camino que el anunciado ahora por The New York Times, en el que tampoco es pionero pero sí el primero de los grandes que lo inicia. Si Nisenholtz llevaba 10 años con la idea, como revela Mark Glaser en Online Journalism Review —artículo cuya lectura recomiendo, comentario incluido—, digo yo que sería cosa de que nosotros lo fuésemos pensando.

Son igualmente interesantes estos dos artículos de Jeff Jarvis: ‘A new newsroom’ y ‘Hacks must get with the program’.

Los comentarios están cerrados.