Visión » Dan Gillmor

Archivos para el tag ‘Dan Gillmor’

Malas noticias sobre periódicos

Julio Alonso | 4 de diciembre de 2005 a las 23:59

Algunas de ellas podrían pasar por noticias propias de las páginas de sucesos o de tribunales, pero no, se trata de noticias sobre periódicos:

France Soir
La cabecera mítica de la prensa gala, que en los años 60 llegó a vender un millón de ejemplares diarios, hoy está declarada en quiebra y bajo tutela judicial. Con una deuda exigible superior a los 12 millones de euros, la tesorería de France Soir se desangra a medida que pasan los días, hasta tal punto que el tribunal tutelar ha puesto plazo (el próximo día 15) para que el actual propietario del periódico, el empresario aeronáutico Raymond Lakah, presente un plan de viabilidad. El tribunal baraja seis o siete ofertas de compra y se espera que tome una decisión hacia el 20 de enero.

Libération

Los cuatro días de huelga de Libération no han resuelto nada, sólo aplazar el conflicto. “La dirección moderó un poco su posición, aunque mantuvo su intención de ahorrar 4 millones de euros, pero abrió algunas pistas”, ha declarado un representante sindical. Ya no se habla tanto de despidos (se habían anunciado 52) como de aumentar en lo posible las jubilaciones anticipadas o pactadas, pero persisten los planes sobre externalización de tareas no estrictamente periodísticas, la apuesta por la fórmula bimedia —papel y digital, aunque con una sola redacción—, los cambios de estructura y la concentración de funciones y jerarquías, la conversión del periódico en un “magacín diario”, el reforzamiento de la edición sabatina con nuevos suplementos y la actualización permanente —24 horas sobre 24 horas, los siete días de la semana— de las noticias en línea. Todo ello, sin olvidar, como escribía el fundador del periódico, Serge July, “que el periódico en papel es el corazón de la marca, porque él es el referente, el que da credibilidad al online”. El caso es hacer frente al futuro, y en el cortísimo plazo, a los 6,6 millones de deuda prevista para 2005. Los representantes sindicales hablan incluso de un “gratuito de alta gama”.

Northcliffe Newspapers
La mayor cadena británica de periódicos regionales, la Northcliffe Newspapers, está en venta. Precio: 1.500 millones de libras esterlinas (unos 2.219 millones de euros). La cadena, propiedad de Daily Mail and General Trust, cuenta con 112 cabeceras: 20 diarios, 77 semanarios —50 de ellos gratuitos— y 24 websites locales. La difusión conjunta de las publicaciones impresas está en torno a los 9 millones de ejemplares, y la rama digital contabiliza 1,5 millones de visitantes únicos al año.

La noticia se produce tras un plan de reducción del gasto anunciada este verano, con un plan de reducción de plantilla en marcha (en Bristol y Plymouth) y cuando las ganancias de la cadena, según algunas estimaciones, ascienden a 100 millones de libras (unos 148 millones de euros). Es decir, como apunta Philip M. Stone en Followthemedia.com, aprovechando la saludable situación empresarial.

Un informe hecho público el día 1 por Market Intelligence, Mintel, abunda en este pronóstico de bonanzas. Según este informe, “las perspectivas futuras del sector de la prensa regional británica, en términos de circulación y de número total de lectores siguen siendo buenas, lo mismo que las predicciones sobre ingresos por publicidad, tanto en la impresión como en línea”.

Chicago Tribune
El Chicago Tribune anuncia cambios dolorosos aunque necesarios, explicados a los empleados en un memorándum reproducido en Poynter Online. El más significativo de todos, el cierre del New City News Service, un servicio de noticias locales que Cyberjournalist.net no duda en calificar de legendario (fue creado en 1890), y que supone la supresión de 19 puestos en el periódico. Le sigue la reorganización de la Redacción —según se explica, “para alimentar nuevas formas de periodismo”— y una nueva fórmula multimedia en la que primará la información local. Para ello, el equipo online se verá reforzado con 13 redactores más.

Knight Ridder
El servicio de noticias Dow Jones ha facilitado los nombres de tres empresas —ajenas al negocio editorial— interesadas en la compra de Knight Ridder, la segunda cadena de periódicos estadounidense. La mayoría de los accionistas de la cadena, compuesta por sociedades inversoras sin vinculación con el periodismo, pretende vender los 32 diarios que la componen; según ha escrito Dan Gillmor, no porque no esté haciendo dinero sino porque consideran que no está haciendo el suficiente (ver mi anterior nota del 19 de noviembre). Sólo que, a tenor de la nota de Dow Jones, piden demasiado por ella: 4.000 millones de dólares (unos 3.418 millones de euros). En el interior, mientras tanto, se vive una situación asfixiante, descrita por José N. di Stefano, columnista de la casa, “como de una ciudad bajo sitio” (se ha congelado todo gasto que no sea imprescindible e incluso los cursos de entrenamiento del personal).

En la imagen, empleados de Libération durante una asamblea.

‘Guía del bloguero y el ciberdisidente’

Julio Alonso | 23 de septiembre de 2005 a las 11:29

Reporteros sin Fronteras acaba de publicar una interesante Guía del bloguero y el ciberdisidente, en la que se ofrecen interesantes consejos sobre cómo crear un weblog, cómo preservar el anonimato o cómo evitar la censura. La obra está dirigida especialmente a quienes viven en países con restricciones a la libertad de expresión, pero es igualmente útil para aquellos otros que pretendan crear y mantener un blog.

Guía del bloguero y el ciberdisidente es una obra colectiva (han intervenido en ella blogueros tan famosos como los norteamericanos Dan Gillmor y Mark Glaser) y se ha editado en cinco idiomas: francés, inglés, chino, árabe y persa. Se vende en librerias al precio de 10 euros pero puede descargarse gratuitamente de la red en PDF (46 páginas, 1,5 MB).

Los aires de cambio llegan hasta las páginas editoriales

Julio Alonso | 14 de junio de 2005 a las 21:01

Los Angeles Times está en pleno proceso de transformación. A finales de mes, según comentaba la Online Journalism Review, renovó el diseño de su edición digital, en la que introdujo blogs, y abrió el acceso a su famoso CalendarLive, cuya visita recomiendo. Ahora le toca el turno a las páginas de opinión, el sanctasanctórum de los periódicos, y lo hace de la manera más osada: proponiendo nada más y nada menos que un nuevo género opinativo: los wikitorials o editoriales escritos por los lectores (significado de wiki). El experimento comenzará la semana que viene. El anuncio lo ha hecho el responsable de la página editorial, Andrés Martínez, y enseguida han surgido toda clase de comentarios, tanto a favor como en contra. Entre otros sitios, en el New York Times, The Washington Monthly y el blog de Dan Gillmor.

La documentación está en la Red

Julio Alonso | 14 de febrero de 2005 a las 16:28

Todos los avances tecnológicos registrados últimamente en internet presentan un común denominador: la mejora de las búsquedas.

  • El pasado otoño Amazon.com Inc. ponía en funcionamiento su buscador A9.com, capaz de localizar lo mismo una cita o fragmento de un libro que los datos mercantiles y posición en el callejero de una empresa (más información en La Vanguardia, Yahoo! e IBLNews).
  • Google, a su vez, tiene varios frentes abiertos, a cuál más ambicioso: la búsqueda que podríamos llamar geográfica, Google Maps; en el disco duro del propio usuario, Google Desktop; de documentación académica, como tesis, conferencias y resúmenes de artículos, Google Scholar; o dentro de los programas de televisión, Google Video. Y el no va más: la biblioteca global, un proyecto que de aquí a 10 años prevé el acceso gratuito a 50 millones de libros.
  • Finalmente, Microsoft acaba de lanzar MSN Search, su buscador propio (hasta ahora utilizaba tecnología de Yahoo!), entre cuyas herramientas más novedosas figura la posibilidad de crear fuentes RSS para las búsquedas; esto es, la posibilidad de definir el objeto de la búsqueda y de que los artículos que respondan a tales requerimientos se añadan automáticamente a la lista de hallazgos. Además, MSN Search permite plantear búsquedas en la enciclopedia Encarta (41.000 artículos en línea, hasta ahora previa suscripción), obtener respuestas a preguntas, solucionar ecuaciones, localizar grupos musicales y reproducir sus canciones.

Si bien la mayoría de estas innovaciones se hallan todavía en fase experimental y sólo funcionan al completo para el mercado norteamericano, está claro que más temprano que tarde estarán al alcance de todos y que, en su conjunto, hacen prever profundas modificaciones en los servicios de documentación de los periódicos.

El alcance que puedan adquirir tales cambios se mueve entre estos dos polos:

  • Por mucho que se diversifiquen y simplifiquen los procesos de búsqueda, la complejidad de algunos de ellos requerirá un personal cualificado; o sea, de documentalistas y bibliotecarios. Según un estudio de Jakob Nielsen, el gurú de la usabilidad, muchos de los usuarios de internet infravaloran la amplitud de la red y no comprenden lo importante que es plantear las búsquedas con precisión. No saben buscar o no buscan bien, hasta el punto de que sólo un 66% de los usuarios de internet sería capaz, dice, de buscar y reservar un billete en la red. En la misma línea se mueve un recentísimo estudio del Pew Internet & American Life Project, según el cual los estadounidenses formulan en la red, ellos solitos, nada menos que 4.000 millones de búsquedas al mes.
  • Los llamados Servicios de Documentación están pasando a ser Centros de Documentación, un cambio semántico que entraña unidades de negocio independientes de lo medios en que nacieron, hasta el punto de financiarse a través de sus ventas y de su propia publicidad. Nada nuevo, pues, salvo que Dan Gillmor, uno de los padres del periodismo participativo, vuelve a la carga con la idea de que estos centros documentales se abran al público y se financien enteramente con publicidad. Lo mismo creen Cory Doctorow y Jay Rosen, dos autoridades en el mundo de internet. En cambio, Mark Glazer ha recogido en la Online Journalism Review opiniones diferentes.

Para tener una idea general sobre el asunto conviene leerse un viejo artículo de Richard Wiggins en Library Journal.